Reportaje:La Copa del América arriba a España

"Es una bomba"

Los hermanos Doreste y todos los grandes regatistas ven el momento de popularizar la vela

"Es una bomba". El regatista José Luis Doreste, medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Seúl 88, resume en tres palabras lo que significa la concesión a Valencia de la Copa del América. "Le ha tocado la lotería. Y, de paso, también a España. La vela española va a experimentar un gran impulso. El siguiente reto es que España participe en la competición. Yo estoy involucrado en un proyecto y sería frustrante no conseguirlo", añade.

En este sentido, su hermano Luis, igualmente oro olímpico en las citas de Los Ángeles 84 y Barcelona 92, asegura que la Copa del América es un torneo parecido a los Juegos. "Yo participé en Nueva Zelanda en 1999-2000 y me marcó. Es una experiencia irrepetible. Claro que la vela es allí el deporte nacional. Esperemos que en España lo sea algún día". Para ello, para popularizarla, propone: "Se deberían abaratar los clubes náuticos y abrir escuelas municipales como las que hay en otros muchos países".

Más información

A esta idea se une el presidente de la federación española, Gerardo Pombo: "La vela es un deporte para practicar, no para ver. Históricamente, ha sido elitista, pero también es el que más medallas ha dado a España en los Juegos Olímpicos. Esto va a ser un gran espaldarazo para su popularización. El mar es de todos y tiene que utilizarse también para hacer deporte".

La "ilusión" del Rey

Otro excepcional aficionado a la vela, el Rey, expresó a la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, su "gran alegría". Don Juan Carlos mantuvo una conversación telefónica con ella en la que, en nombre de la Familia Real, le pidió que transmitiera su felicitación a las instituciones y al pueblo valenciano por la designación. A su vez, Barberá aseguró que Valencia va a organizar la mejor competición de la historia.

Asimismo, el príncipe Felipe, otro regatista experimentado, subrayó la importancia que para el desarrollo de la industria náutica tiene la celebración de una prueba como ésta.

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, dijo que también había sostenido una conversación con el Monarca en la que le agradeció "el esfuerzo que desde el primer minuto ha hecho para que lo que antes era un sueño sea ahora realidad". Además, Camps explicó que don Juan Carlos le ha comunicado que "se va a implicar desde ya en la celebración de esta Copa con toda la ilusión del mundo".

Otro entusiasta navegante, Joan Lerma, ex presidente socialista de la Generalitat y ex ministro de Administraciones Públicas, destacó la gran repercusión que la Copa va a tener en "el tejido industrial" valenciano y las grandes "novedades tecnológicas" que va a aportar: "Hemos apostado siempre por estar en los desafíos, aunque sin soñar siquiera que fuera posible que viniera a Valencia".

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, alabó la capacidad que han tenido las autoridades valencianas para presentar una oferta "imbatible" frente al resto de las candidaturas. Rato viajó ayer por la tarde a Valencia, donde, junto a Camps, Barberá y Juan Costa, el ministro de Ciencia y Tecnología, esperó a pie de pista en el aeropuerto la llegada de la expedición suiza, encabezada por el presidente de la American Cup Management, Michel Bonnefous, que traía el trofeo. Con ellos venía, José Salinas, el principal impulsor de la candidatura valenciana, que declaró: "Quizá no hemos sido los mejores en todos los puntos, pero sí lo hemos sido en el conjunto".

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), José María Echevarría, destacó "el gran prestigio que supone para España". "Galicia será la salida de la Copa del Mundo de vela y ahora Valencia la sede de la Copa del América", exclamó. "Esta Copa no tiene nada que ver con el olimpismo, pero no por ello dejamos de alegrarnos de que nuestro país coseche un nuevo éxito en el deporte que, sin duda, redundará en nuestro beneficio futuro, pensando en los Juegos de 2012 y la opción de Madrid", concluyó.

Los elogios llegaron incluso de los responsables de la embarcación estadounidense Oracle BMW Racing, una de las más fuertes de la competición. Éstos mostraron su satisfacción por la elección de Valencia. Un acontecimiento que supondrá "el nacimiento de una nueva era" de la regata. "Valencia me parece excelente. Se sabe que las condiciones climatológicas y el viento en la Costa del Azahar son fiables y por eso estamos deseando navegar allí", comentó Chris Dickson, patrón del Oracle.

Por otro lado, las autoridades deportivas de Baleares manifestaron su convencimiento de contar con la presencia en la bahía de Palma de algunos de los barcos participantes en la prueba. Palma fue precisamente una de las candidatas a acoger el evento, pero fue desestimada en septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50