Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gonzalo Robles sustituye a Ignacio González al frente de Inmigración

"La relación con Marruecos es un asunto permanentemente abierto"

Gonzalo Robles (Madrid, 1959) supo el martes que iba a dejar el Plan Nacional sobre Drogas -a cuyo frente ha estado desde que el PP llegó al Gobierno, en 1996- para sustituir a Ignacio González como secretario de Estado de Inmigración. Robles apuesta por la continuidad, advierte de que la inmigración desde Marruecos será un asunto "permanentemente abierto" y se fija el reto de ahondar en la integración de los inmigrantes legales.

Robles fue nombrado ayer por el Consejo de Ministros delegado del Gobierno para la Extranjería y la Inmigración, cargo del que tomará posesión el lunes. El ministro del Interior, Ángel Acebes, le comunicó el martes que había decidido dejar vía libre a González para que asumiera una vicepresidencia de la Comunidad de Madrid y que había pensado en él para sustituirle. Robles y González han estado preparando, durante la semana que acaba, el traspaso de poderes. Robles, hasta ahora con rango de subsecretario y que asciende a secretario de Estado, será sustituido en el Plan Nacional sobre Drogas por César Pascual Fernández (Santander, 1957), subdirector general de dicho organismo desde julio.

El nombramiento de Robles se produce el mismo día en que se publica en el BOE la reforma de la ley de Extranjería. "Es bueno, porque marca la pauta de lo que hay que hacer, el recorrido para desarrollar el reglamento, las políticas europeas... Es el mejor punto de partida", dijo ayer Robles, tras confirmarse su nombramiento.

El nuevo responsable de Inmigración, quien pretende presentarse a las elecciones de marzo, afirma que va a continuar la política de su antecesor. "La inmigración no es una cuestión de talantes personales, sino de política de Gobierno, y ahora se trata de fomentar el acuerdo, extenderlo a toda la sociedad". El primer reto de Robles se plantea el día 3 de diciembre, en la reunión que mantendrá en Rabat para avanzar con Marruecos en los asuntos migratorios.

"Hay una clara mejoría en las relaciones con Marruecos, aunque el asunto de la inmigración desde Marruecos creo que será un asunto permanentemente abierto, porque se trata de un fenómeno social dinámico, que no va a piñón fijo", explica: "Habrá algún momento en que quizás haya que cambiar la estrategia, pero siempre desde el diálogo". Sin embargo, insiste en que lo prioritario es "fomentar la integración de quienes viven ya con nosotros legalmente, porque eso es bueno para ellos y es bueno para España".

El relevo en Inmigración fue evaluado ayer por Consuelo Rumí, responsable de Políticas Sociales y Migratorias del PSOE, como un "error" que se produce, además, "en un momento no oportuno" . UGT y CC OO, por su lado, indicaron que el cambio les deja la impresión de que hay que empezar de nuevo, pero subrayaron el buen talante de González y Robles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de noviembre de 2003