Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acebes concede la 'carta de libertad' a su viceministro de Extranjería para que sea vicepresidente de la Comunidad

Jaime Ignacio González, viceministro de Extranjería podrá encaminar su carrera hacia la vicepresidencia primera de la Comunidad de Madrid, como quiere la que previsiblemente será nueva presidenta del Gobierno regional, Esperanza Aguirre. El ministro del Interior, Ángel Acebes otorgará a partir de mañana carta de libertad a González tras la reunión que éste mantendrá con su homólogo, el ministro del Interior marroquí, Mustapha Sahel. El puesto que deja vacante González será cubierto, previsiblemente por otra persona de forma interina, dada la proximidad de las elecciones generales.

En este encuentro, Jaime Ignacio González asesorará a Acebes sobre la inmigración y la cooperación policial contra el terrorismo y el crimen organizado, asuntos sobre los que versará el encuentro bilateral previo a la reunión que mantendrán los Gobiernos de España y Marruecos, el próximo mes, en Rabat.

Jaime Ignacio González, nació en 1960 y es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid. Ya fue secretario de Estado de Educación con Esperanza Aguirre, circunstancia por la que su futura jefa quiere situarlo como su número dos en su futuro Gobierno.

Aguirre, que considera a González como uno de los suyos, ha sido capaz de convencer al ministro del Interior de que liberara al actual secretario de Estado para la Extranjería y la Inmigración, a fin de que pueda desempeñar el cargo de vicepresidente primero.

A diferencia de su antecesor, Enrique Fernández-Miranda, González ha sabido permanecer airoso en este delicado puesto sin haberse metido en demasiados charcos.

Alfredo Prada Presa, de 44 años, abogado y actual vicepresidente del Senado, será previsiblemente vicepresidente segundo de Aguirre. Prada Presa es un nombre controvertido puesto que en 1996, cuando Alberto Ruiz-Gallardón contaba con él para su primer Ejecutivo, terminó siendo descartado por su pasado político. Prada, entre 1978 y 1980, cuando tenía 19 años, había participado, en su León natal, en diversos mítines de la ultraderechista Fuerza Nueva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2003