OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Los vasos comunicantes del consejero Pomés

Recientemente el consejero de Sanidad, Xavier Pomés, objetaba la reivindicación de un creciente número de médicos del colectivo de atención primaria de disponer de 10 minutos por visita, diciendo que si no tienen bastante con los seis minutos de promedio actuales es porque se organizan mal. Luego dijo que habrá que reducir otros presupuestos, como el de educación, si hay que invertir más recursos en la atención primaria. Este estilo de gobernar no gusta nada en el colectivo de médicos de familia de Cataluña, que se ha resignado a una lenta implantación de la reforma de la atención primaria desde su inicio, hace 15 años. Cuando Pomés habla de los buenos indicadores asistenciales en Cataluña, ha de recordar que el precio que se ha pagado ha sido el desgaste de los propios profesionales que han trabajado en condiciones deficientes y que España y Cataluña son de los lugares de Europa donde se emplea menos tiempo por visita.

Además, establecer unos "vasos comunicantes" -como él mismo dice- entre sanidad y educación es un grave error porque son derechos fundamentales, independientes y no complementarios.

En otro lugar, que un responsable de Sanidad atribuya la ineficacia del sistema a la mala organización de los profesionales en un auditorio formado por médicos y gestores no habría quedado sin una respuesta inmediata. Lamentamos sus palabras, su estilo y su menosprecio por la labor realizada por el conjunto de los médicos de atención primaria de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 01 de noviembre de 2003.