Un neonazi irrumpe en un instituto y hace fotos a alumnos marroquíes

El instituto de enseñanza secundaria Las Canteras, de Collado Villalba, fue el escenario ayer de una pelea entre un supuesto joven neonazi, provisto de aerosol, y dos marroquíes. La reyerta acabó con ocho intoxicados leves por inhalación de un gas tóxico, al derramarse un producto usado en las clases de peluquería que se imparten en el centro. La reyerta se inició a las 12.30, cuando el agresor (identificado por los testigos como miembro de un grupo neonazi del vecino pueblo de Alpedrete) irrumpió en el centro y empezó a fotografiar a un grupo de alumnos marroquíes sin su permiso.

La Guardia Civil ha identificado a los tres implicados en la pelea y estudia la interposición de una denuncia, pero ayer no había practicado ninguna detención.

La mañana transcurría tranquila en el instituto Las Canteras hasta que, en el segundo recreo, un joven español de unos 18 años, amigo de un alumno del centro, entró en el recinto armado con un aerosol. Al momento se dirigió a un grupo de chicos de nacionalidad marroquí, a los que comenzó a fotografiar sin su consentimiento y a agredirlos con el pulverizador. La intención del supuesto agresor era hacer fotos de los jóvenes magrebíes para distribuirlas entre su grupo ultra con el fin de "ajustar cuentas pendientes", según declaró a Efe uno de los educadores. Otro profesor asegura que los alumnos marroquíes llevan años acudiendo a este centro y están "muy integrados".

"Uno de los marroquíes, el más corpulento, se puso muy nervioso y entonces se inició la pelea", explica un testigo. El marroquí arrinconó al intruso en una esquina propinándole puñetazos. En ese momento intervinieron el vigilante del instituto y los profesores para separarles. Pero no consiguieron parar la pelea, que se trasladó al interior del recinto escolar.

Empujar una garrafa

Y uno de los profesores, para impedir el paso a los chicos que pretendían continuar la pelea, empujó una garrafa que contenía 25 litros de un producto utilizado en las clases de peluquería que también imparte el centro. El bidón se encontraba en medio debido a que se acababa de recibir, informa el instituto armado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El impacto con el suelo hizo que se derramaron 10 litros de esta sustancia, lo que provocó una emisión de gases tóxicos. Como consecuencia de ello, ocho alumnos tuvieron que ser atendidos de intoxicación leve con irritación de mucosas y de ojos y con crisis nerviosas.

Siete de ellos fueron trasladados al hospital de El Escorial, donde ya han sido dados de alta. Los bomberos de la Comunidad ventilaron el inmueble, según un portavoz de Emergencias 112.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Esther Sánchez

Forma parte del equipo de Clima y Medio Ambiente y con anterioridad del suplemento Tierra. Está especializada en biodiversidad con especial preocupación por los conflictos que afectan a la naturaleza y al desarrollo sostenible. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y ha ejercido gran parte de su carrera profesional en EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS