Terroristas palestinos matan a tres soldados israelíes en una colonia de Gaza

Tres soldados israelíes murieron en la madrugada de ayer abatidos por un comando palestino, que logró infiltrarse en una guarnición militar que custodia el asentamiento de Netzarim, en el centro de la franja de Gaza. La acción fue reivindicada por las organizaciones fundamentalistas islámicas de Hamás y Yihad Islámica, que la semana pasada acordaron en una reunión cumbre celebrada en Beirut desencadenar acciones conjuntas contra el Ejercito israelí, como venganza a la represión ejercida contra la población civil en los campos de refugiados de Rafá y Nuseirat. El comando palestino, que había logrado infiltrarse en el asentamiento, aprovechando una espesa niebla, disparó de manera indiscriminada y lanzó granadas contra una caravana situada cerca de las viviendas de los colonos, en el interior de las cuales dormían los soldados. Dos suboficiales y un soldado raso con edades comprendidas entre los 19 y los 20 años murieron en el acto, mientras que otros tres compañeros resultaron heridos.

Los disparos provocaron la alarma de las demás tropas acuarteladas en la zona, que iniciaron rápidamente una caza al hombre, logrando minutos más tarde abatir a uno de los asaltantes, Samir Fuada, de 22 años, vecino del campo de refugiados de Jabalia y miembro del Ejercito Secreto de Hamás. Los otros miembros del comando, entre ellos un miembro de Yihad Islámica, lograron huir, para regresar al interior de Gaza.

Según la hermana de una de las víctimas, la sargento Adi Osmane, de 19 años, se encontraba desarmada y sin posibilidad de defenderse del ataque, ya que días atrás le había sido retirado su fusil por razones presupuestarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0024, 24 de octubre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50