Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Sin patria ni gloria

El presidente de un club social muere en un burdel de Buenos Aires, pero sus amigos hacen pasar esa muerte por un accidente de tráfico. El velatorio del ilustre fallecido da lugar a un retablo de trampas y corrupciones cuyo paralelismo con la historia argentina es evidente. El periodista Norberto Gómez ha tejido en esta novela una historia coral de pícaros y perdedores.

La muerte golfa, en un burdel de Buenos Aires, de Horacio Cacho Stroglio, presidente del club social y deportivo Glorias de la Patria, es presentada por sus amigos y acólitos de la entidad como un accidente de tráfico para salvaguardar la memoria del difunto, víctima de un fulminante infarto de miocardio cuando celebraba su sesenta cumpleaños en una bacanal de sexo, alcohol, cocaína y gula. La coartada urdida por sus compañeros se revelará como la última trampa de una historia argentina llena de trampas, corrupciones y crímenes que irán aflorando del subsuelo del viejo galpón arrabalero, a la sombra de Buenos Aires, durante el largo y atribulado velatorio del jefe del club y del barrio. Norberto Gómez, periodista argentino que durante su exilio en Madrid firmaba sus artículos, reportajes y guiones con el nombre de Manuel Sanabria, es un profesional curtido en la crónica de sucesos, un género degradado en España por la tutela, más allá de la censura, que ejercía el Ministerio de la Gobernación durante el franquismo, un género que el autor de El Club renovó con sus colaboraciones en los periódicos españoles a finales de los años setenta.

EL CLUB. UNA HISTORIA ARGENTINA

Norberto Gómez

Catálogos. Buenos Aires, 2003

254 páginas. 13 euros

A la mirada inquisitiva del reportero se superpone ahora la visión panorámica del narrador, que teje la trama de un relato coral poblado de corifeos con voz propia, peronistas y radicales, policías corruptos, sindicalistas y golpistas, judíos, turcos y cristianos, representantes de la Iglesia, el comercio, la industria y la milicia. Por el velatorio de Cacho Stroglio desfilan los personajes de una comedia trágica, de una tragedia cómica que podría ser esperpéntica pero que se vislumbra aterradoramente realista pues las grotescas deformaciones que muestra se perciben como legítimos apuntes del natural.

El relato no precisa de alegorías, ni simbologías, es una crónica de perdedores natos y ganadores tramposos, de pícaros y monstruos que abarca algo más de medio siglo de la pequeña historia, mezquina y miserable infrahistoria que subyace bajo las "Glorias de la Patria". Con un lenguaje vivo, expresivo y colorista, el narrador no necesita los recursos de la sátira ni la moraleja de la fábula porque la bárbara farsa que se desarrolla ante los ojos del lector se expresa por sí misma con enorme variedad de registros, del horror supremo al humor negrísimo, y con un lenguaje en el que se reconoce el fino oído de Norberto Gómez para captar los giros y los matices de un rico lenguaje popular y coloquial plagado, como el territorio en el que se produce, de múltiples influencias étnicas y culturales. En resumen, una excelente novela que, sin ser ésa su pretensión primera, ayuda a comprender la inaprensible y reciente realidad argentina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de octubre de 2003

Más información

  • Norberto Gómez