_
_
_
_
_

Kofi Annan vincula el éxito de las donaciones a la seguridad en Irak

El Consejo iraquí promete un buen trato en el futuro a quienes ayuden ahora

El secretario general de la ONU, la Unión Europea, empresarios y organizaciones internacionales vincularon ayer el éxito de la Conferencia de Donantes, que se celebra en Madrid, con una mejora de la seguridad en Irak. Kofi Annan, en nombre de Naciones Unidas, aseguró que el éxito de las donaciones depende de dos factores: "El primero y más importante es la seguridad. Ésta será la restricción principal ahora y en el futuro previsible". La segunda, aseguró, es que sean "los iraquíes los que definan sus propias prioridades". Aunque se han cifrado en 36.000 millones de dólares las necesidades de Irak, no hubo anuncio de nuevas donaciones.

No hubo ninguna voz en el recinto ferial de Juan Carlos I, en Madrid, que no reclamara una urgente solución a la terrible situación de inseguridad que vive Irak. El secretario general de la ONU, que ha vivido duramente el golpe del terrorismo en el ataque que sufrió la sede de Naciones Unidas en Bagdad en agosto, defendió el traspaso de la soberanía al pueblo iraquí y reclamó un mayor nivel de seguridad. Annan, no obstante, pidió la mayor generosidad para Irak.

"La inseguridad es un tema importante, pero está reduciéndose día a día", aseguró Fernando Díez Moreno, comisionado del Gobierno español para Irak. "El pueblo iraquí está pendiente de nosotros", aseguró Ana Palacio, ministra de Exteriores española, y anfitriona. "No le defraudaremos". El Banco Mundial ha fijado en 36.000 millones de dólares las necesidades de Irak hasta 2007, y los donantes han anunciado hasta el momento unas aportaciones de entre 6.000 y 8.000. Los empresarios exigían ayer mayor seguridad jurídica para acudir a Irak y un miembro del Consejo de Gobierno provisional de Irak -designado por Estados Unidos- prometió un buen trato en el futuro para los que hoy decidan invertir en Irak.

El gobernador norteamericano en Irak, Paul Bremer, estrella de la Conferencia, aseguró que Irak "es un país rico temporalmente pobre, que se merece un futuro de estabilidad y democracia". El presidente del Gobierno español, José María Aznar, intervendrá hoy en la sesión final de una conferencia que ha obligado a desplegar más de 5.000 agentes en Madrid y que ha costado algo más de cuatro millones de euros.

2 a 5 /

Kofi Annan y Ana Palacio conversan y se saludan en un momento de la conferencia, ayer en Madrid
Kofi Annan y Ana Palacio conversan y se saludan en un momento de la conferencia, ayer en MadridULY MARTÍN

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_