_
_
_
_
_
ELECCIONES EN MADRID

El PP triplicó en 10 años el gasto previsto en limpieza, según el PSOE

Trinidad Jiménez hace responsable a Esperanza Aguirre por permitir "este pelotazo"

F. Javier Barroso

El supuesto caso López Viejo toma un nuevo rumbo a raíz de las investigaciones del PSOE. El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid ha encontrado "numerosas irregularidades" en las facturas que ha pagado en los últimos 10 años la Concejalía de Limpieza. Según sus cálculos, los tres últimos concejales han triplicado el presupuesto a través de pagos dobles por el mismo servicio o ampliación de los contratos suscritos con las empresas adjudicatarias. La portavoz del PSOE, Trinidad Jiménez, culpó directamente a la candidata del PP a la Comunidad, Esperanza Aguirre, por cambiar, cuando era edil de Medio Ambiente en 1994, el sistema de concurso público por el de subasta y permitir "este pelotazo".

Los técnicos del Grupo Socialista y la concejal Isabel Vilallonga han repasado las cuentas y los contratos de la Concejalía de Limpieza. Las mayores irregularidades se produjeron, según la edil, en los últimos cuatro años de la etapa de José María Álvarez del Manzano, en los que ha estado al frente de ese departamento Alberto López Viejo, que va de número seis en la lista del PP a la Asamblea.

El ex concejal López Viejo rechazó las acusaciones del PSOE y señaló que las contrataciones efectuadas durante su mandato cumplen "escrupulosamente" la legalidad vigente. "El nuevo sistema de contratación lo pusieron en marcha los socialistas, con Juan Barranco a la cabeza. Además, todos los concejales tuvieron a su disposición todos los contratos y las ofertas presentadas en los distintos concursos públicos en materia de limpiezas. En ninguna ocasión realizaron observación alguna a los asuntos a los que ahora se refiere la portavoz socialista", añadió López Viejo.

Según los datos facilitados ayer por el partido socialista, los contratos de limpiezas adjudicados desde el año 1994 por los sucesivos concejales (entre ellos, Esperanza Aguirre, Luis Molina y Alberto López Viejo) hasta principios del presente año en el Ayuntamiento de Madrid suman 10.813 millones de pesetas (casi 65 millones de euros). Sin embargo, la concejalía ha desembolsado 26.801 millones de pesetas (161 millones de euros). Estos incrementos son "totalmente ilegales" y se han cometido en fraude de ley, según afirmó Isabel Vilallonga.Para las supuestas irregularidades se han utilizado cuatro procedimientos, según el PSOE. El primero consiste en ampliar a posteriori los contratos de adjudicación a las empresas ganadoras de los concursos. Los socialistas denunciaron que de esta forma se consigue rebajar el precio inicial de adjudicación. "Cuando Esperanza Aguirre sacó el concurso para 15 distritos y un barrio, dijo que había logrado un ahorro de 1.000 millones de pesetas a las arcas municipales. Pero al poco se demostró un enorme fracaso de gestión, ya que había suprimido 500 operarios. Al ver que se trataba de un contrato de imposible cumplimiento, tuvo que ampliarlo, lo que motivó que el Ayuntamiento tuviera que desembolsar más dinero", explicó la edil Vilallonga. Ésta explicó que la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas impide esta práctica cuando la ampliación suponga más del 20% del primer contrato. A lo largo de la última década estas ampliaciones de contrato han supuesto 8.812 millones de pesetas (casi 53 millones de euros), según el PSOE.

Otra fórmula presuntamente utilizada por Aguirre y López Viejo es la superposición de contratos. Es decir, los distintos concejales de Limpieza han pagado dos veces por el mismo servicio, como el barrido de las calles o el borrado de pintadas en las fachadas. "Es como si un ciudadano contrata a una mujer de limpieza por un precio cerrado para que le limpie la casa y después le paga además para que le barra el suelo o le limpie los cristales. Se trata de pagar dos veces por el mismo servicio", ejemplificó Trinidad Jiménez. Por este concepto, el Consistorio ha desembolsado 2.377 millones de pesetas (14,3 millones de euros).

El pago de servicios supuestamente extraordinarios fuera del contrato (conocido contablemente como reconocimientos extrajudiciales de crédito) ha elevado la factura otros 2.705 millones de pesetas (16,26 millones de euros). "Al tratarse de facturas que estaban fuera de los contratos, no llevaban la supervisión del interventor y se pagaban a través de decisiones tomadas en la comisión de gobierno municipal con créditos suscritos por el Ayuntamiento", añadió Vilallonga. "Sólo bastaba que la empresa contratante presentara las facturas para que le fueran pagadas sin ninguna pregunta", añadió la edil.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Selur

El último sistema de ampliación del gasto está en el Servicio de Limpieza Urgente (Selur), cuyo cometido coincide parcialmente con los contratos de adjudicación primigenios. Se trata de cuadrillas dispuestas las 24 horas del día para atender actos extraordinarios o eventualidades como atentados terroristas o manifestaciones. Esto ha supuesto otros 2.093 millones de pesetas (12,6 millones de euros).

"Lo que ha ocurrido aquí es gravísimo, y la pregunta surge de inmediato: ¿este trato de favor a determinadas empresas ha sido correspondido con un trato de favor similar de estas compañías hacia el PP?", se pregunta Vilallonga. Ésta criticó la actitud del actual alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, por negarse a entregarle la documentación y las cuentas de la Concejalía de Limpieza. "El trabajo de nuestros técnicos ha sido muy duro. Y gracias a que nuestros anteriores compañeros guardaban todos los documentos hemos podido rastrear los contratos e irregularidades de esta concejalía", añadió.

La portavoz socialista, Trinidad Jiménez, anunció varias medidas ante "tanta irregularidad". Pedirá responsabilidades a Esperanza Aguirre por implantar un modelo que, en lugar de ser favorable para las arcas públicas, "sólo ha beneficiado el oligopolio y el mercado cautivo donde sólo pueden competir las empresas que gozan del favor de los pagadores [PP]". También preguntó si Ruiz-Gallardón amparará tanta irregularidad o pedirá responsabilidades económicas y políticas a sus compañeros de partido. Por último, acudirá con toda la documentación al Tribunal de Cuentas para que las fiscalice. En el pleno del próximo miércoles pedirá la creación de una comisión de investigación sobre el caso. "Si yo fuera Esperanza Aguirre, no dudaría en prescindir cuanto antes de una persona como Alberto López Viejo, sobre el que se ciernen tantas sospechas", agregó Jiménez.

López Viejo rechazó todas las acusaciones de Trinidad Jiménez y pidió que no ponga en duda la capacidad política del ex concejal Rafael Simancas, hoy candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno regional: "Si Rafael Simancas, Cristina Narbona y Ruth Porta, Ignacio Díaz Plaza e Isabel Vilallonga no hicieron ninguna observación sobre los contratos de limpieza en la legislatura pasada, ¿por qué lo hace ahora Trinidad Jiménez a tres días de las elecciones? Por un motivo únicamente electoral, dado que no le importan que las afirmaciones sean falsas".

El ex edil y hoy candidato a diputado recordó que los contratos del Ayuntamiento son supervisados por seis departamentos municipales antes de que se apruebe su pago, y agregó: "Todos los contratos de la concejalía fueron remitidos de oficio al Tribunal de Cuentas, sin que éste órgano haya realizado objeción alguna a los mismos. Además, los informes emitidos por los servicios jurídicos del Ayuntamiento fueron favorables".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_