Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Fuerzas Armadas han perdido casi 6.000 soldados en los últimos dos años

Los efectivos de tropa profesional son 70.160, según el informe enviado por Defensa al Congreso

Las Fuerzas Armadas han perdido casi 6.000 soldados y marineros profesionales, cerca del 10% de los 70.160 efectivos de tropa con que cuentan, en los últimos dos años. Así se deduce del Informe sobre el cumplimiento del proceso de profesionalización de las Fuerzas Armadas en el año 2002 y objetivos para 2003 que, con 10 meses de retraso, ha remitido el Ministerio de Defensa al Parlamento y de su comparación con los documentos de años anteriores. Dada la tardanza en enviarlo, es muy difícil que pueda celebrarse el preceptivo debate monográfico en la Comisión de Defensa del Congreso.

Pese a que la falta de efectivos de tropa y marinería es el problema más grave al que se enfrentan los ejércitos, como admitió el lunes José María Aznar en la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (ESFAS), el informe remitido por Defensa pasa de puntillas sobre la cuestión. De los casi 70 folios que componen sus anexos, sólo uno está dedicado a la evolución de los efectivos de tropa y marinería profesional.

El informe explica, por ejemplo, que el año pasado disminuyó en 223 la cifra de mandos y en 351 la de militares de carrera, pero no dice cuál fue la reducción del número de soldados. En el gráfico puede verse que a 1 de enero de 2003 había 70.160 soldados profesionales, y un año antes, 72.790, por lo que la pérdida en términos netos sería de 2.630.

Sin embargo, el informe correspondiente a 2001 aseguraba que a 31 de diciembre de ese año había 74.513 soldados profesionales. ¿Cómo pudieron perderse 1.723 en sólo 24 horas? La explicación está en que, cuando quiere hinchar las cifras, Defensa contabiliza los alumnos de los centros de formación, que aún no son militares, pues no han firmado su compromiso, y en muchos casos ni siquiera llegan a firmarlo.

El servicio militar obligatorio se suprimió en España el 31 de diciembre de 2001, pero la mayor cifra de soldados profesionales se alcanzó un año antes, cuando había 76.126 efectivos, según el informe correspondiente al año 2000. Desde ese momento, la reducción ha sido continua y cada vez más acentuada, hasta el punto de que ahora hay casi 6.000 soldados menos que entonces.

Aumento retributivo

¿Cuáles son las causas de este descenso? El informe cita, entre las "dificultades relacionadas con la captación", la caída de la demografía (un fenómeno que ya era conocido cuando se decidió suprimir la mili), el descenso del paro juvenil y la "falta de conciencia de la defensa nacional". Además, alude al final del reclutamiento obligatorio, que servía de cantera para futuros profesionales, al aumento de los requisitos de titulación y a "un leve, pero a tener en cuenta, descenso de las peticionarias femeninas".

En cambio, no hace referencia al aumento de las retribuciones de los soldados, la principal novedad de los Presupuestos del año próximo. Pese a asegurar que el reglamento de retribuciones de 2001 "fue un éxito", el subsecretario, Víctor Torre de Silva, anunció el pasado día 8 en el Congreso que el sueldo de la tropa, durante los dos primeros años, se incrementará en más de un 20%; exactamente en 217,6 euros mensuales. Además, se pagará una gratificación de 531,83 euros en el momento de firmar el compromiso y se incentivarán los destinos más penosos o peligrosos.

Según la Ley del Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas de 2001, los efectivos totales de tropa y marinería profesional deberían ser entre 102.000 y 120.000. La plantilla fijada para este año era de 86.000; es decir, casi 16.000 más que los efectivos reales. Pero el Gobierno ya ha decidido reducirla a sólo 80.000 para el año que viene, "de manera que su distancia con los efectivos reales no sea tan grande", en palabras del subsecretario.

El problema -especialmente para el Ejército de Tierra, con 11.000 soldados menos de los previstos en plantilla- es mantener su estructura territorial y atender los compromisos internacionales. El Ejército de Tierra cuenta actualmente con unos 4.000 militares en los Balcanes, Irak y Afganistán -que deben ser relevados cada cuatro o seis meses- y otros tantos marineros están embarcados permanetemente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de octubre de 2003