Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de las ayudas por la lluvia de 2001 no se cobrarán por errores de cálculo

La Unió de Llauradors denunció ayer que las ayudas a los citricultores por las lluvias de diciembre de 2001 y enero de 2002 llegan tarde y mal. La organización agraria explicó que estos días el Ministerio de Agricultura está remitiendo las resoluciones de las peticiones de ayuda de los agricultores. Resoluciones elaboradas con la información facilitada por Agroseguro y la Consejería de Agricultura y que "contienen errores de cálculo" que la Unió considera graves "al ser emitidas por un organismo público" y que están provocando que más de la mitad de los expedientes sean rechazados para el cobro de las ayudas.

La organización también denunció que los "afortunados" cobrarán 0,12 euros por kilo, cifra inferior del precio de mercado y del precio del seguro. La Unió pidió ayer al Ministerio de Agricultura y a la Consejería de Agricultura que revisen los expedientes y resoluciones para corregir los errores y evitar "una oleada de reclamaciones".

Entre los errores, la Unió citó que se ha detectado, por ejemplo, la indemnización de una única parcela de las muchas que contiene un expediente concreto y que "son aptas para su indemnización ya que no se recolectó ni un sólo kilogramo [de fruta]". El secretario general de la Unió, Joan Brusca, criticó ayer que cuando ocurre un siniestro que no cubre el seguro agrario "las Administraciones se llenan la boca de que son sensibles ante la situación y que van a resarcir a los agricultores afectados". Buenas intenciones, añadió, que "a la hora de la verdad se quedan en nada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003