Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alperi suspendió tres centros públicos tras negociar con el privado

La empresa agraciada con suelo municipal se creó mientras se anulaban las escuelas

Mientras el gobierno local de Alicante que preside Luis Díaz Alperi suspendía a finales de 2002 la construcción de tres centros públicos conveniados con el Consell en 1998 -Cerámica-Los Ángeles, El Tossalet y San Blas- , comenzaba a operar en Alicante la empresa madrileña Servicios Educativos La Condomina SL, a quien el Ayuntamiento acaba de ceder suelo para construir un colegio privado de 1.300 plazas.

La empresa adjudicataria de la parcela municipal para construir el colegio privado se constituyó en Madrid a mediados de 2002 con el mismo nombre -La Condomina- que la avenida donde el Ayuntamiento le cedió el martes la parcela pública para constuir el centro educativo. Quiere esto decir que los empresarios, antes de constituir la sociedad, ya habían negociado con el Ayuntamiento la cesión del suelo en la avenida de La Condomina. También a mediados de 2002, el Ayuntamiento y la Consejería de Educación comenzaron a preparar la liquidación de un convenio que el alcalde, Luis Díaz Alperi, y el entonces consejero de Educación, Francisco Camps, suscribieron en 1998 para construir seis centros públicos en la capital alicantina.

La Administración se comprometió en ese convenio a realizar obras de adecuación en los colegios Santísima Faz y San Francisco de Asís y a construir cuatro nuevos centros (Cerámica-Los Ángeles, El Tossalet, San Blas y el Pla). Vencido el plazo del convenio, las adecuaciones de los dos colegios estaban acabadas, pero sólo se había construido un instituto, el del Pla. En un polémico pleno municipal, celebrado en diciembre 2002, el convenio se dio por finalizado y liquidado, a pesar de que tres de los centros comprometidos no estaban ni empezados. En los presupuestos de la Generalitat no figuran partidas para estos proyectos.

En un pleno anterior, el concejal de Educación y Cultura, Pedro Romero, había asegurado: "Si no se construyen los centros del convenio dimitiré". No lo hizo.

La diputada socialista en las Cortes Valencianas Ana Noguera calificó ayer como "muy grave" la cesión de suelo municipal para la construcción de un centro educativo privado. Puesto que no existen precedentes en este sentido, el PP "va mucho más lejos" en su política educativa, caracterizada hasta la fecha "por el fomento de los centros privados y el aumento de los concertados, en detrimento del sistema público".

Fernando Fernández, de la Fete-UGT, lamentó ayer la actuación del PP de Alicante cuando el mapa escolar de la red pública todavía no se ha acabado. "En Alicante está pendiente en un 45%", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de octubre de 2003