Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El doble descubrimiento

La Consejería de Educación posibilita que 400 estudiantes de FP hagan prácticas en empresas de la Unión Europea

José Manuel Álvarez tiene 18 años y siempre ha vivido junto a sus padres en su pueblo, Marchena (Sevilla). El próximo sábado su mundo cambiará completamente y se embarcará en lo que él califica como "una aventura inolvidable". Aunque le costó arrancar, fue el último de su clase en solicitar las prácticas en el extranjero, José Manuel está feliz ante el doble descubrimiento que se le avecina: "Voy a conocer mundo y a empezar a trabajar. Todo a la vez".

José Manuel, junto a cuatro compañeros que el pasado curso realizaron el ciclo de Formación Profesional (FP) de Cuidados Auxiliares de Enfermería en el IES Isidro de Arsenegui y Carmona de Marchena, partirán hacia Portugal para realizar sus prácticas de formación. "Los cinco alumnos que van a Portugal, todos de 18 años, han cursado un año del ciclo de grado medio de Cuidados Auxiliares de Enfermería y realizarán las prácticas en centros que la Consejería de Educación dará a conocer hoy. Durante la primera semana harán un curso de inserción lingüística y cultural, aunque yo estoy enseñándoles algo de portugués", comenta Valerio Mata, director del IES de Marchena.

José Manuel Álvarez, que practica sus primeras palabras en portugués con sus amigos, es uno de los 400 alumnos de FP que este año realizarán sus prácticas obligatorias en empresas del Reino Unido, Francia y Portugal. El primer grupo lo componen 99 estudiantes de distintos puntos de la comunidad que saldrán el día 18 y completarán su formación en centros de trabajo extranjeros hasta el 6 de diciembre.

"Con la puesta en marcha de este programa hemos dado un paso más para crear un espacio europeo en educación superior que no se limite al ámbito universitario", precisa la consejera de Educación Cándida Martínez.

Tatiana Montero, de 18 años y también de Marchena, será compañera de aventura de José Manuel. "En mi casa no paran de preguntarme qué si estoy segura. Aunque nunca he estado en el extranjero, no me da ningún miedo enfrentarme a tantas cosas nuevas", comenta Tatiana quien al terminar la ESO realizó un curso de Primeros Auxilios con la Cruz Roja.

"Todos sabemos que en Portugal hace falta mucho personal sanitario, así que si me ofrecen trabajo me quedaría. De todas formas, lo que de verdad me gustaría es seguir estudiando para ver si puedo llegar a algo más", dice Tatiana.

A Angélica Rodríguez, otra de los 99 estudiantes incluidos en el primer turno de prácticas, las siete semanas que pasará en una empresa de Inglaterra van a resultarle más duras que al resto de sus compañeros del IES Nuestra Señora de los Remedios de Ubrique (Cádiz).

"Tengo una niña de tres años y medio y, claro, tener la oportunidad de salir al extranjero es estupendo, pero estar separada de ella tanto tiempo me costará mucho", comenta Angélica, que tiene 24 años y es de Ubrique.

Angélica, que ha cursado el ciclo de grado superior de Secretariado, tiene muy claro que aunque se lo ofrezcan no se quedaría a trabajar en el Reino Unido. "Es estupendo que podamos salir al extranjero. La experiencia de conocer otra cultura será enriquecedora y además podré aprender algo más de inglés que me servirá mucho para encontrar trabajo aquí", afirma Angélica, quien antes de matricularse en Secretariado había cursado algunas asignaturas de Psicología y, después, probó suerte con un curso de Formación Ocupacional como Intérprete de la Naturaleza.

"No me quedaría allí, aunque pudiera, porque tendría que tirar de mi familia y eso es muy complicado. De todas formas, todo esto me hace mucha ilusión", apunta Angélica, quien está ya llenando su maleta de prendas de abrigo y dispuesta a ponerle al mal tiempo, buena cara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de octubre de 2003