Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ASESINATO DE UN MILITAR ESPAÑOL EN BAGDAD

El Gobierno condecora con una orden civil al sargento primero del Aire

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, impuso ayer la Cruz de Oficial de la Orden del Mérito Civil, con carácter póstumo, al sargento primero José Antonio Bernal, asesinado en Bagdad. Dicha orden tiene por objeto premiar a las personas "que hayan prestado servicios relevantes al Estado". Habitualmente, los militares muertos en atentado reciben la Cruz del Mérito Militar. En esta ocasión, sin embargo, el Gobierno ha querido desvincular a las Fuerzas Armadas de la labor que realizaba el agente secreto en Irak.

Palacio impuso la medalla sobre el féretro de Bernal al término del funeral celebrado a última hora de la tarde en la capilla de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid). Además de la titular de Exteriores, asistieron el ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa, el director del CNI, Jorge Dezcallar, y la vicepresidenta de la Comisión Europea Loyola de Palacio, quienes dieron el pésame a la viuda, Virtudes Rodríguez, y a los padres y hermanos del militar. La misa, en la que participaron unas 300 personas, muchos de ellos agentes del CNI, fue oficiada por el arzobispo castrense, José Manuel Estepa, con otros cuatro sacerdotes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de octubre de 2003