Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empleo propone que la Policía Local vigile que se siguen las normas de seguridad en las obras

Viera anuncia un decreto con 131 medidas para la prevención de accidentes laborales

La Junta anunció ayer la próxima aprobación de un decreto para intentar frenar los accidentes en el trabajo. La orden incluye 131 medidas del plan de prevención de riesgos labores, acordado por los sindicatos y la patronal. También se solicitará a la Policía Local que vigile el cumplimiento de las normas. El Gobierno andaluz reclamará al Ejecutivo central, una normativa que regule la actividad de las empresas subcontratadas en la construcción y un incremento de inspectores de trabajo. UGT y CC OO revisarán la convocatoria de huelga contra la siniestralidad.

El Consejo Andaluz de Riesgos Laborales analizó ayer cómo frenar los accidentes mortales en los puestos de trabajo. Los sindicatos denunciaron el incumplimiento general en la construcción de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, aprobada en 1995.

El consejero de Empleo, José Antonio Viera, afirmó que el decreto sobre accidentes se aprobará en octubre, que contará con 65,8 millones de euros de presupuesto y que estará vigente hasta 2008.

El futuro decreto facilitará ayudas a las pequeñas empresas para que inviertan en seguridad laboral, se ofrecerán cursos sobre prevención a los responsables de obras y trabajadores, se firmará un acuerdo con la FAMP sobre vigilancia de obras y se reclamará que la concesión de licencias municipales esté condicionada a la existencia de un plan de seguridad.

Los agentes locales informaran a la Inspección de Trabajo del cumplimiento de la normativa de seguridad y se paralizará la obra si se incumple la norma.

También se creará un grupo especial dedicado a la prevención de riesgos laborales en la policía autonómica. Además, el nuevo instituto de prevención se encargara de asesorar y formar a trabajadores y empresarios. Asimismo se duplicará el número de asesores técnicos encargados de visitar las obras, por lo que se pasará de 32 a 64. A esto habrá que sumar la contratación de 113 asesores más en las Unidades Territoriales de Empleo, dependientes de la Junta.

Los sindicatos insistieron en culpar de la situación a las 30.000 empresas subcontratadas en la construcción que, en la mayoría de los casos, cuentan con menos de nueve empleados. En este sentido, el dirigente de UGT Ramón Díaz afirmó que las empresas subcontratadas son las que más incumplen las normas de seguridad.

Díaz afirmó que las medidas propuestas por la Junta son "altamente aceptables" y destacó que el anuncio de ayer se trata de "un paso adelante" por parte de la Administración, pero no aclaró si los sindicatos desconvocarán la huelga prevista en la construcción para el próximo noviembre. Los sindicatos se reunirán próximamente para decidir si mantienen los paros previstos.

Viera abogó por "concienciar" a empresarios y trabajadores de la importancia de la prevención y de la necesidad de invertir en seguridad y denunciar los incumplimientos. "Los trabajadores deben asumir la parte que les corresponde. No podemos sacrificar comodidad por seguridad, ya que significa la muerte, un accidente de carácter grave para él y para su entorno familiar", afirmó Viera.

El Consejo Andaluz de Riesgos Laborales detalló que Andalucía ocupa el décimo lugar de España en número de siniestros laborales. El pasado mes de agosto, se registraron 11.081 accidentes en todos los sectores productivos, un 6,16% ciento menos que durante el mismo periodo del pasado año. Los accidentes con resultado de muerte son los que mayor descenso registraron, un total de 27, lo que supone un 335% menos que en agosto del pasado año. En lo que va de año, el descenso ha sido del 12,47%. La provincia con mayor número de accidentes es Sevilla, donde murieron ocho trabajadores, un 27,2% más que el pasado año. Ramón Díaz insistió en que la causa es que en Sevilla y Málaga "hay más trabajadores subcontratados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de septiembre de 2003