EL PAÍS ofrece la colección de monedas 'Del real a la peseta II'

Esta serie completará la primera e incluirá ejemplares acuñados en América y Europa

A partir de hoy, domingo, EL PAÍS inicia una nueva colección de 40 monedas históricas españolas, titulada Del real a la peseta II, y que ofrecerá a los lectores del periódico de lunes a miércoles durante las próximas 13 semanas, mediante la entrega de un cupón, y la cantidad de 1,50 euros. El precio real de las reproducciones, bañadas en oro y plata, es de seis euros; están fabricadas por la Real Casa de la Moneda - Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

La moneda original de Carlos IV se cotiza entre los coleccionistas a 3.000 euros

Las reproducciones se presentan envueltas en papel de celofán para su protección con una etiqueta identificativa. La colección cubre el periodo que va entre los Reyes Católicos (el doble castellano de oro de la ceca de Sevilla) y el rey Juan Carlos I (las dos pesetas de 1982); están representados todos los reinados (incluidos José Bonaparte, Amadeo de Saboya y Carlos VII) y otros regímenes políticos como el Gobierno revolucionario que destronó a Isabel II y las dos repúblicas.

La moneda de hoy se puede obtener de forma gratuita con cada ejemplar más el archivador y el álbum correspondiente. Se trata de las 20 pesetas de oro de Alfonso XIII, emitidas en 1892, y conocidas entre los coleccionistas como El bucles, porque la imagen grabada del monarca, de cinco años de edad, aparecía peinado con rizos en el anverso. En el reverso aparece el escudo español y la leyenda "Rey constitucional de España". Entre los coleccionistas se cotiza la moneda original a 3.000 euros.

Las reproducciones de esta semana son el Doble Soberano en oro de Felipe IV, fabricado en Amberes en 1636 (lunes); las cinco pesetas en plata de 1875 puestas en circulación en la localidad guipuzcoana de Oñate por el llamado Carlos VII, frustrado pretendiente carlista a la Corona (martes) y los ocho escudos en oro de Carlos IV de 1789 que se fabricaron en América (miércoles).

Esta última más que una moneda para realizar pagos era una medalla de proclamación, que se fabricó cuando Carlos IV sucedió a su padre Carlos III en el trono de España. En el anverso hay un retrato del monarca y en la otra cara figuran las columnas de Hércules sostenidas por un águila bicéfala entre dos montañas rematadas por cruces, cuatro castillos entre los que se esparcen cabezas humanas y un brazo sosteniendo una pica.

El valor de los originales de las tres reproducciones en el mercado es, respectivamente, de 2.400, 2.700 y 12.000 euros, es decir, 400.000, 450.000 y dos millones de pesetas.

Según el presidente-director general de la Real Casa de la Moneda, Gonzalo Ferre Moltó, "esta segunda colección complementa a la primera" porque hay reproducciones de monedas acuñadas en las posesiones americanas y europeas que entonces tenía la Corona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50