Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Balearia crece a costa de Trasmediterránea

Matutes reduce la flota de la compañía privatizada

El próximo martes, el Illa de Botafoch, un barco que comercializa la compañía Trasmediterránea, realizará su última travesía para la compañía privatizada. Pero no será su fin. Al día siguiente realizará su línea habitual entre Ibiza y Barcelona, aunque esta vez como Balearia. El buque es un claro ejemplo de cómo su propietario, y el de ambas empresas, el ex ministro de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, ha apostado por una de ellas, a la que hace crecer -Balearia-, frente a otra que compró al Estado hace apenas un año, y de la que ha pretendido salir, sin conseguirlo, siete años antes de lo comprometido.

La polémica venta de Trasmediterránea, que estaba en manos de la Sepi, a Matutes, principal accionista de Balearia, con el 42,5% de las acciones, ha dado como resultado una difícil situación en la que el ex ministro se hace la competencia a sí mismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de septiembre de 2003