Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intento de golpe contra los golpistas de Guinea-Bissau

Un grupo de ex militares de Guinea-Bissau intentó ayer ocupar el más importante cuartel de las Fuerzas Armadas de este pequeño país de África Occidental, un día después del nombramiento de un nuevo Gobierno, que no agrada ni a la sociedad civil ni a los partidos de la oposición.

El nuevo Ejecutivo fue impuesto por el comité militar que el pasado día 14 depuso al presidente, Kumba Ialá, en un golpe de Estado que recibió el apoyo de la población. Las críticas se desencadenaron porque Artur Sanhá, el primer ministro elegido por los militares, pertenece al partido político de Ialá, considerado un pequeño dictador que hundió el país en la miseria. Ialá llegó a presidente en 2000, tras una sangrienta guerra civil de dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de septiembre de 2003