Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trillo afirma que Francia y Rusia retrasan la reconstrucción de Irak

El ministro dice que París tiene "una pretensión hegemónica que no se sabe a dónde conduce"

El ministro de Defensa, Federico Trillo, aseguró ayer que el "retraso" en la reconstrucción de Irak "se debe en parte a la no colaboración" de Francia y de Rusia, y señaló que es "muy importante" que la comunidad internacional participe en el restablecimiento de la normalidad en ese país. En declaraciones a RNE, Trillo añadió: "No es ilusorio pensar que Alemania pueda estar en un futuro inmediato mucho más cerca de la coalición de lo que está Francia, que resiste con una pretensión hegemónica que no se sabe a dónde conduce".

Trillo consideró que es "muy importante" que se impliquen ahora en el proceso "aquellos países que hasta ahora están al margen de las decisiones mayoritarias de la comunidad internacional y estrictamente de la UE, como son Francia y Alemania". Destacó especialmente el caso de Francia, que, en su opinión, "es el país que se está resistiendo de manera más contumaz, probablemente porque sus posiciones están derivadas de una antigua y sustanciosa relación con Irak y con el régimen de Sadam Husein".

"Ahora, en el restablecimiento de los servicios públicos, nos estamos encontrando con muchos problemas derivados de la falta de material de reposición, porque es, en muchos casos, material francés, que era el que estaba funcionando en la era de Sadam. De la misma manera se podría decir lo mismo de Rusia. El que ellos se incorporaran ampliaría la eficacia de la reconstrucción", declaró.

Tras el traspaso de autoridad a la Brigada Plus Ultra en Nayaf, Trillo destacó que "desde el primer momento" la acogida a las tropas españolas "ha sido muy buena", no sólo por parte de la población civil, sino también "de representaciones locales, tribales religiosas o de la autoridad provisional" iraquí. "De hecho, los pueblos de la provincia de Al Qasidiya y también de Nayaf han recibido a nuestras tropas incluso con una gran simpatía, aprendiéndose algunos nombres y diciendo 'vida España' o alguna cosa semejante", manifestó.

El ministro de Defensa resaltó que "lo que más está padeciendo la sociedad civil iraquí es la falta de rapidez en dar respuesta a la carencia de los servicios básicos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de septiembre de 2003