Cartas al director
i

Respuesta al señor Zaplana

EL PAÍS informó el 17-9-03 de que el ministro de Trabajo y portavoz del Gobierno, señor Eduardo Zaplana, cuestionó los resultados de nuestro estudio La protección social en España y su desconvergencia con la Unión Europea (citado

en el editorial de EL PAÍS 'Desconvergencias" del 13-9-03, que publicó también un artículo -8-9-03-, y un resumen de nuestro trabajo el 16-9-03) en el que documentamos el crecimiento del déficit de gasto en protección social de España con la UE.

El señor Zaplana negó esta situación indicando que el incremento de tal gasto por habitante en España durante el periodo 1996-2000 fue de un 8,2% frente a un 7% de la UE. Los datos, sin embargo, no confirman tal supuesto. Según los datos preparados por Eurostat (la agencia de información de la UE) y que nosotros publicamos en nuestro informe (véase el cuadro 2 de dicho informe en www.vnavarro.org), el gasto público en protección social en 1996 fue en España de 3.212 upc (unidades de poder de compra que estandariza la capacidad adquisitiva de la moneda en los países estudiados) y en la UE de 5.251 upc, siendo el déficit español de 2.039 upc. En el año 2000 tales cifras fueron de 3.713 upc en España y 6.155 upc en la UE, incrementándose así el déficit de gasto en protección social por habitante de España con la UE, que pasó a ser de 2.442 upc, casi un 20% mayor que en el año 1996.

Nuestro estudio también documenta (utilizando también datos del Eurostat) que crecimientos semejantes del déficit de gasto público por habitante han ocurrido en todos los capítulos de protección social, siendo España hoy el país que tiene un gasto público por habitante en protección social más bajo de la UE (después de Portugal).

Conclusiones semejantes se alcanzan cuando utilizamos otros indicadores de desarrollo social como es gasto en protección social como porcentaje del PIB. Del periodo 1996 al 2000, el descenso de tal gasto en España fue de 1,8 puntos comparado con 1,1 puntos en la UE (ver cuadro 1).

Mírese como se mire, el déficit en protección social con el promedio de la UE está creciendo en lugar de disminuir, lo cual quiere decir que el déficit con Europa de gasto público en pensiones y otras transferencias, así como en sanidad, servicios de ayuda a la familia (incluyendo servicios domiciliarios y residencias de ancianos), vivienda social y prevención de la exclusión social es cada vez mayor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de septiembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50