Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos pueblos del PP recurren contra Fomento la futura autopista a Toledo

Los ayuntamientos de Serranillos del Valle (900 habitantes) y de Moraleja de Enmedio (3.200), ambos del PP, presentarán un recurso contencioso-administrativo contra el trazado diseñado por Fomento de la futura autopista de peaje Madrid-Toledo (A-41), que atraviesa las dos localidades. Los regidores de ambos municipios anunciaron ayer el recurso después de reunirse con el secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Benigno Blanco. A la reunión asistieron los regidores de Griñón y de Batres, municipios también afectados, aunque en menor medida.

"La actitud de Blanco ha sido inflexible. Ha dicho que el expediente está cerrado", denunciaron tanto el alcalde de Moraleja, Carlos Estrada, como la alcaldesa de Serranillos del Valle, Olga Fernández. Los regidores propusieron a Fomento que el trazado de la A-41 se trasladase hacia los límites de los municipios. "Pero Blanco no ha aceptado", señaló Fernández.

Según un informe de Fomento de abril de 2002, el mejor trazado para la futura autopista de peaje a Toledo tenía que pasar por grandes municipios del sur como Leganés, Parla o Getafe. Los regidores de estas localidades protestaron y el ministerio decidió entonces cambiar el trazado hacia Serranillos del Valle y Moraleja de Enmedio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 2003