Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez imputa de prevaricación al concejal de Empleo del Ayuntamiento de Huelva

El Juzgado de Instrucción número tres de Huelva ha imputado al concejal de Empleo del Ayuntamiento onubense y portavoz del Partido Popular (PP) en la Diputación Provincial, Juan Carlos Adame, por un supuesto delito de prevaricación. Juan Carlos Adame, uno de los hombres de confianza del alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, tendrá que comparcer a declarar el uno de octubre en el Juzgado, por el caso conocido como de los "exámenes fraudulentos".

En septiembre de 2001, el Patronato Municipal de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Huelva, del que es responsable Adame, realizó unos exámenes de oposición, cuyos resultados se conocían desde varios días antes. El entonces concejal independiente, Francisco Nieves, recibió en su casa un sobre anónimo, en el que figuraban los nombres de los aprobados, todos de personas vinculadas con el PP onubense. Francico Nieves selló esa relación de nombres ante notario.

Una vez que se realizaron las pruebas, once de los catorce ganadores coincidían con los de la lista. Entre ellos figuraban la mujer del entonces concejal delegado de Seguridad Ciudadana, José Luis Gallardo, y de la dama de honor en la boda de la gerente del Patronato, María Dolores Fernández Mayorales, que también figura como imputada. A los exámenes se inscrbieron unas 2.000 personas.

Cuatro de las afectadas pusieron días después de los exámenes una denuncia, que ha seguido su curso. El caso lo lleva el abogado onubense Juan Torres. Fuentes del PP de Huelva rehusaron ayer formular manifestaciones sobre este caso y se limitaron a decir que el asunto lo lleva "el mismo abogado del caso Isla Chica", por el que estuvo imputado Pedro Rodríguez. El juez archivó posteriormente el caso Isla Chica.

Desde el PSOE, el viceportavoz municipal del PSOE, José Fernández, emplazó ayer a Pedro Rodríguez a que comparezca públicamente para explicar el caso del PDTL. "Estamos ante un asunto de calado, porque se está poniendo en entredicho al Ayuntamiento como institución democrática. Esta denuncia interpuesta por un grupo de ciudadanos requiere una respuesta inmediata desde el ámbito político. Hay un grupo de onubenses pendiente de esta resolución, porque todos sospechan que estamos ante un caso de enchufismo. El grupo del PP no puede estar callado una vez más, pues los ciudadanos están a la expectativa".

Por su parte, el portavoz de IU, Manuel Rodríguez, dijo que la decisión judicial señala directamente a Juan Carlos Adame: "Nosotros hemos llevado este debate al pleno del Ayuntamiento onubense durante el anterior mandato municipal, para intentar que se aclarara desde el ámbito político, pero el grupo del PP rehusó aclarar nada sobre el problema. Ahora, está en manos de los jueces y habrá que aguardar la resolución final".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de septiembre de 2003