Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera radial, Madrid-Guadalajara, abrirá en octubre

El peaje entre las dos capitales costará unos seis euros en hora punta a los automovilistas

Los conductores de turismos que hagan el trayecto entre Madrid y Guadalajara por la autopista de peaje R-2 tendrán que pagar en hora punta 6,65 euros, según la propuesta de tarifas que ha remitido la empresa adjudicataria de esta vía al Ministerio de Fomento. Estas tarifas se verán reducidas por la noche o si se utiliza el sistema de telepeaje llamado Vía T: un dispositivo que se acopla al parabrisas y permite el pago a través de una cuenta bancaria sin detenerse en los peajes de entrada y salida. La autopista se abrirá al tráfico previsiblemente en octubre.

La radial 2 transcurre entre el municipio de Taracena (Guadalajara) y la M-40, en Madrid. La inversión ha supuesto unos 450 millones de euros y, según los cálculos de Fomento, esta autopista de peaje puede acoger hasta el 30% de los 100.000 vehículos que diariamente utilizan la carretera de Barcelona (N-II) para entrar o salir de la capital. El periodo de explotación es de 24 años, de los que ya han transcurrido tres, que se han destinado a su construcción.

La propuesta del sistema tarifario resulta extremadamente compleja. La R-2 está dividida en dos tramos: entre la M-40 y la M-50 y desde ésta a Taracena. El primero tiene unas tarifas. En hora punta supondrá un desembolso de diez céntimos por kilómetro recorrido. De este modo, el recorrido completo supondrá 1,55 euros. Si se hace en periodo de hora normal, el desembolso se reduce a la mitad.

El tramo que discurre entre la M-50 y el municipio de Taracena supone otro peaje. Según la propuesta de la adjudicataria, los conductores tendrán que desembolsar ocho céntimos por kilómetro recorrido en horario diurno. Éste comprende desde las 5.30 a las 23.30 en días laborales, y de 7.30 a 1.30 los fines de semana y festivos. El resto del tiempo es considerado horario nocturno y cuesta una cuarta parte. De esta forma, los turismos y motocicletas deberán desembolsar en los peajes algo más de dos céntimos por kilómetro recorrido.

Si Fomento aprueba estas tarifas, un conductor que haga el recorrido completo dentro de la tarifa más cara pagará 6,65 euros. En caso de que lo haga en el más barato, ese precio lo verá reducido hasta los 2,20.

Estas tarifas se refieren únicamente a turismos y motocicletas. En caso de vehículos de mayor tonelaje (camiones y autobuses), los precios se incrementan hasta llegar a duplicarse en algunos casos.

Más complicaciones

Pero, si el sistema tarifario requiere un estudio pormenorizado en caso de un uso frecuente, los cálculos se complican más y más en caso del uso del aparato de telepeaje, ya que la adjudicataria se ha comprometido a aplicar descuentos de hasta el 40% por el uso habitual de la autopista. Ésta consta de tres tramos (dos entre Taracena y la M-50 y otro entre esta vía y la M-40). Si el conductor recorre más de 60 tramos al mes y paga mediante el telepeaje, gozará de un descuento del 40%.

"Hemos buscado que los clientes habituales salgan beneficiados. Además, con el Vía T ahorrarán tiempo y seguridad", señaló el portavoz de la R-2, Pablo Pozuelo. El ahorro de tiempo lo lograrán los conductores gracias a que no tendrán que llevar dinero suelto ni detenerse en las cabinas de peaje. Además, será más seguro al pasar a poca velocidad por los peajes, frente a las colas que suelen formarse en el pago manual. Pozuelo aseguró que en horas punta un vehículo puede llegar a ahorrar hasta 40 minutos en el trayecto entre Guadalajara y la M-40.

Cuatro bancos (BBVA, SCH, Herrero y Sabadell) y cuatro cajas de ahorro (Caja Madrid, La Caixa, Navarra y Guadalajara) comenzarán a comercializar el Vía T a partir del lunes. El precio oscilará en función de la entidad bancaria. En algunos casos, llegará a ser gratuito para sus clientes preferenciales y en otras tendrá un coste de unos 32 euros. Después, funcionará como una tarjeta de crédito. El usuario entrará a una velocidad de unos 60 kilómetros por hora por los peajes habilitados para este sistema de pago. El ordenador central detectará al vehículo y levantará la barrera de acceso. Igual ocurrirá a la salida. El trayecto recorrido se cobrará directamente en la cuenta designada por el conductor. "El Vía T es intercambiable y se puede utilizar en más de un vehículo. Además, el sistema será compatible para todas las autopistas radiales de Madrid. También hay un acuerdo para que sirvan en todas las de peaje de toda España", comentó Pozuelo. Los usuarios que adquieran su telepeaje antes de la inauguración de la R-2 tendrán un mes de uso gratuito e ilimitado de esta autopista. Según el portavoz de la R-2, la obra estará terminada el 29 de septiembre, salvo que surjan complicaciones de última hora. A partir de ahí, la inauguración dependerá exclusivamente del Ministerio de Fomento, que fijará la fecha de apertura al público previsisiblemente en octubre. El resto de radiales y el eje del aeropuerto serán abiertos entre finales de año y el próximo verano. En algunos casos, estas obras acumulan retrasos de hasta dos años sobre el plazo inicialmente previsto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de septiembre de 2003