Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Estado francés y Crédit Lyonnais, multados con 585 millones por la compra de Executive Life

El Estado francés, el banco Crédit Lyonnais, la aseguradora gala MAAF y, eventualmente, la sociedad financiera de François Pinault, tendrán que abonar ante la justicia californiana un mínimo de 585 millones de dólares para poder cerrar un sumario y escapar al riesgo de un proceso en el que las cifras reclamadas por los perjudicados podrían quintuplicar las ahora acordadas.

La operación sospechosa o ilegal es la adquisición por parte del Crédit Lyonnais (CL) de la aseguradora americana Executive Life en el año 1993. En ese momento la ley precisaba que un banco no podía poseer más allá del 5% de una sociedad no bancaria. Para escapar a esa prohibición, el banco francés se sirvió de la mediación de su sociedad financiera Altus y de la MAFF, que controlaba en su práctica totalidad a través de Altus, y luego, una vez ya había estallado el escándalo de la gestión del CL, Executive Life pasó a manos del holding financiero Artemis, de F. Pinault, que procedió a su vez a la venta, haciéndose con una jugosa plusvalía, de las obligaciones a alto riesgo que figuraban en la cartera de la sociedad americana. En su momento, nadie se interesó por ese embrollo, entre otras cosas porque Executive Life se consideraba una sociedad ruinosa.

Fueron los beneficios obtenidos por los franceses lo que levantaron la suspicacia legal de los estadounidenses en 1998. Durante años los nuevos dirigentes del CL se negaron a asumir las hipotéticas responsabilidades penales en que hubieran podido incurrir sus predecesores y esa actitud (en 1999 eso se tradujo en la negativa a abonar una multa de 100 millones de dólares que hubiera cerrado el caso) ha desembocado en esa multa muy superior cuatro años después, que abonará en parte (100 millones) el CL, en otra parte (unos 35 millones) la MAFF, y el resto el Estado para evitar el riesgo de un proceso impredecible y proteger una serie de personalidades del mundo financiero.

Una parte del sumario -la correspondiente a la compra y gestión de Executive Life por Artemis- no queda en cambio cerrada. La acusación civil puede ahora dirigirse contra la sociedad de F. Pinault y reclamarle nada menos que 5.400 millones de dólares en concepto de indemnización para aquellos ciudadanos que habían suscrito pólizas de seguros con Executive Life.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 2003