González Pons y Macià acuerdan actualizar el reglamento del Misteri

El consejero retoma el testigo de Camps y preside el Patronato cinco años después

El consejero de Cultura, Esteban González Pons, rompió ayer con cinco años de ausencias durante el último gobierno de Zaplana y participó en la sesión abierta del Patronato Nacional del Misteri d'Elx. González Pons, presidente del Patronato, y el alcalde socialista, Diego Macià, consensuaron la reforma del reglamento del Misteri y cambiar la Ley del Palmeral de Elche. Macià destacó la "actitud" conciliadora del Consell.

Desde que Francisco Camps dejó la Consejería de Cultura ningún otro consejero del PP ha hecho valer sus funciones de presidente del Patronato Nacional del Misteri d'Elx. El antecesor de González Pons, Manuel Tarancón, no acudió nunca y el pasado año olvidó convocar la reunión anual del Patronato del Palmeral. Su sillón era ocupado por directores generales. Así pues, la llegada de González Pons fue interpretada ayer en los círculos políticos del PP y del PSPV como una nueva etapa en las hasta ahora tensas relaciones entre el Ayuntamiento de Elche, gobernado por el socialista Diego Macià, y el Consell, que preside el popular Francisco Camps. Las coincidencias fueron múltiples en la reunión del Patronato del Misteri y del Palmeral.

El Patronato Nacional del Misteri, bajo la tutela de González Pons y de Macià, acordó iniciar el proceso necesario para dotarse de un nuevo Reglamento, "que venga dado por consenso, como herramienta de trabajo" y que acabe con un texto que se remonta a 1948, explicó el consejero. "Es necesario un reglamento democrático, lejos de parámetros franquistas" que garantice el futuro de la representación sacro-lírica declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta participación democrática es la que exigió Macià, quien apuntó a un nuevo texto donde acabe "con la visión centralista" -por las prerrogativas de la Generalitat frente al Ayuntamiento- y que se dote de mayor autonomía a la Junta Local Gestora. "Hay un sinfín de modificaciones que debemos acometer, como la renovación de los patronos, para que no sean cargos vitalicios", apuntó el alcalde socialista. Macià recalcó su vieja aspiración de más autonomía municipal en el ente.

El consejero de Cultura, que expresó su satisfacción como miembro de derecho en el Patronato, propuso la representación del Misteri por toda la Comunidad Valenciana. "Hay cuatro millones de valencianos que no tienen la posibilidad de acercarse a Elche, que cuenta con este privilegio cultural", justificó.

También en la reunión del Patronato del Palmeral hubo acuerdos. "Dentro de seis meses nos volveremos a reunir después de analizar el proyecto de reforma de la ley y del reglamento del Patronato", dijo el consejero. Macià apuntó la necesidad de cambiar un artículo de la ley que dote de más atribuciones al presidente de la Junta Local Gestora, para afrontar actuaciones de urgencia. "Ahora estamos tomando decisiones por decretos de alcaldía, cuando se requiere, por ejemplo, la tala de una palmera", señaló Diego Macià.

El alcalde alabó la "nueva y positiva actitud" del Consell, "aunque también hay que contar con los comportamientos futuros. Veremos". El acercamiento entre el Consell de Camps y el alcalde socialista contrasta con las ausencias de los ministros hasta ahora fijos en las representaciones oficiales, como Eduardo Zaplana y Federico Trillo.

Por otra parte, la Consejería de Cultura y Caja Murcia firmaron ayer un acuerdo para sufragar a partes iguales la construcción del nuevo órgano de la Basílica de Santa María, que costará más de 600.000 euros.

Mientras, la Nit de L'Albà se celebró ayer con el disparo de 84.000 cohetes y 560 palmeras. La tradicional guerra de carretillas se desarrolló en la zona acotada por el Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 13 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50