Entrevista:PATXI SIERRA-SESUMAGA | Teniente de diputado general en Vizcaya

"Puedo garantizar que no se aplicará el rodillo"

Patxi Sierra-Sesumaga (Zeanuri, 1953), abogado-economista, cumple su tercera legislatura en la Diputación de Vizcaya. No quiere comentar la polémica -suscitada después de que se realizara esta entrevista- con la renuncia a la torre foral en Abandoibarra porque "es un tema que lo lleva personalmente el diputado general".

Pregunta. Es el único superviviente de los anteriores diputados forales del PNV. ¿Qué significa?

Respuesta. Nada, no tiene mayor importancia. Sólo puedo agradecer la confianza del partido y del diputado general. No hay que sacar conclusiones de buenos y malos, y de no se qué bandos. Es algo natural.

P. Lo que es indudable es que su posición se ha reforzado, al ser el teniente de diputado general, el número dos.

"El PSE-EE es un interlocutor tremendamente importante en Vizcaya"
"El alcalde es la infantería de la política, y merece más reconocimiento"

R. No. Lo digo con absoluta sinceridad. Esto es un equipo, que se puede romper por cualquier área. Que sea teniente de diputado general no tiene ninguna trascendencia. Quizás es porque soy el más viejo y con algo más de experiencia, pero no significa ninguna situación de preponderancia. Si el diputado general no está, hago las veces, pero no voy a decirle a otro diputado cómo tiene que hacer las cosas. Hay que tener más conocimiento del resto de áreas de la Diputación que el que yo tengo para ejercer de mandamás.

P. Con la mayoría absoluta de PNV-EA, ¿se aplicará el rodillo?

R. No, eso lo puedo garantizar. Facilita las cosas, porque la política está excesivamente encrespada en este país para que siempre prime el raciocinio. En esos casos no quedará más remedio que aplicarla, pero hacerlo por definición ha sido, es y será un gran error. En mi área, de Relaciones Municipales, es mi obligación mantener un contacto fluido con la gente del PSOE, por ejemplo.

P. ¿Se va a volver a buscar acercamientos con el PSE?

R. Si. Quizás lo tendría que constestar el PNV o el diputado general, pero en este país no podemos permitirnos el lujo de no hacer esfuerzos por acercarnos al resto de las opiniones políticas. Para mí, el diputado general y estoy seguro que para mi partido el PSE es un interlocutor tremendamente importante en Vizcaya.

P. Con el PP las relaciones no son buenas.

R. Desgraciadamente, creo que son prácticamente inexistentes y esas cosas no se recomponen de la noche a la mañana. Con el PSE ha habido tradicionalmente buena química y no se ha roto de manera brutal como con el PP.

P. ¿Se va a propiciar alguna actuación desde la Diputación para reducir la crispación entre los partidos?

R. Si lo vamos a buscar, aunque no soy optimista en el caso del PP. Con el PSOE hay bastantes más posibilidades.

P. ¿Qué le parece el análisis de los empresarios pidiendo un cambio de talante a Madrid y Vitoria para recomponer las relaciones?

R. Es significativo que los empresarios estén preocupados y traten de trazar puentes.. Lo que no puede ser es que el presidente del Gobierno español, cuya obligación es bajar la tensión, se niegue a hablar con el lehendakari. Me parece inconcebible. El diálogo no siempre implica llegar a acuerdos, pero se rompen muchas cosas.

P. De Agricultura a Urbanismo y Relaciones Municipales es mucho cambio.

R. Si, pero Agricultura siempre ha tenido mucha relación con el mundo municipal y en eso no es tan chocante. También me facilita el haber sido alcalde [de Galdakao] y no me resulta desconocido el mundo de las relaciones muncipales.

P. Una de las tareas fundamentales es la puesta en marcha del plan urbanístico del área metropolitana, el más importante de Euskadi. ¿Cómo está?

R. Creo que la aprobación inicial será en el último trimestre y pretendemos abrir un debate. Es un tema muy complicado donde todos tenemos que hacer esfuerzos importantes para llegar a un consenso. Prefiero tardar más y que haya consenso. Se van a generar tensiones importantes.

P. El avance de este documento hablaba de limitar la construcción de chalets. ¿Qué le parece?

R. Como concepto, coincido con mi predecesor. Con el escaso terreno que tenemos no podemos hacer chalets en todas las esquinas.

P. ¿Qué significa crear un departamento específico de Relaciones Municipales, junto a Urbanismo?

R. Son dos ámbitos complementarios. Nuestro único objetivo es ayudar a los ayuntamientos como instituciones adultas. Hay que olvidarse de la idea de la Diputación como protector o tutor. Los ayuntamientos saben defenderse y lo que hay que hacer es trabajar conjuntamente.Y luego hay otro tema que me preocupa: la crispación que se manifiesta más en los municipios. El alcalde es la infantería de la política, que trabaja 24 horas, al que todo el mundo pregunta y llama, y muchas veces sin ninguna retribución. Cualquier error de un alcalde se transforma en una corruptela o escándalo. Merecen bastante más reconocimiento.

P. En 2004 toca el cambio de criterio para la financiación de los ayuntamientos. ¿Por dónde va a ir?

R. Mi impresión es que habrá que retocar algunas cosas, pero siempre con el visto bueno de Eudel. Nos tocará hacer un esfuerzo conciliador importante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50