MERCADOS

Estabilidad a medio plazo

La bolsa española sube el 19,16% en los cuatro últimos meses

Los mercados de valores han reaccionado con algunas turbulencias ante los datos económicos estadounidenses que, si bien apuntan hacia una recuperación, lo hacen de forma totalmente irregular. El Ibex 35 gana en la semana el 1,33%, aunque gana el 19,16% en los cuatro últimos meses.

La economía estadounidense crece, pero lo hace más despacio y con menos constancia de lo previsto, lo cual ha provocado numerosos altibajos en los mercados de valores. Sin embargo, de ese cúmulo de datos irregulares se desprende una orientación medianamente positiva que ha llevado a la bolsa a cerrar julio con la cuarta subida mensual consecutiva, acumulando una ganancia del 19,16% desde finales del pasado mes de marzo.

En esta semana el Ibex 35 ha subido el 1,33% y en el mes de julio ganó el 2,91%, unos datos poco atractivos en sí mismos, pero que indican que el fondo del mercado empieza a contar con una solidez insospechada para la situación económica que se vive en Europa.

Uno de los alicientes con que ha contado el mercado español en los últimos días ha sido el cuadro de beneficios empresariales del semestre. Con algunas excepciones, las grandes empresas españolas han ofrecido a sus accionistas unos resultados comparativamente buenos, aunque ajustados a la situación económica global.

Los tiempos son complicados y los datos económicos, tanto macro como micro, son un reflejo de esa situación y los inversores los van valorando sobre la marcha, de ahí los constantes altibajos en las cotizaciones, agrandados constantemente por la divergencia entre expectativas y realidad.

La reciente revisión a la baja en las expectativas de crecimiento de la economía española, ahora en el 2,3% en lugar del 3%, permitirá a los inversores trabajar con unos datos más ajustados a la realidad, aunque esto pueda suponer la rebaja de algunas expectativas a largo plazo, pues el diferencial de crecimiento deja de ser la coartada para justificar la desviación de otras variables, como la inflación.

Las ganancias de la bolsa española acumuladas en el año responden, en buena parte, a las expectativas de recuperación de la economía estadounidense, pero también los resultados empresariales, comparativamente mejores que los del año pasado, son responsables de ese buen comportamiento. En esta semana se han conocido algunas cifras de beneficios que ponen en duda la capacidad de algunas sociedades para adaptarse a las circunstancias con la velocidad requerida por el mercado, lo cual puede generar algunas turbulencias adicionales a las que habrá que hacer frente sobre la marcha.

Si las cosas se mantienen en este estado, con la economía estadounidense creciendo poco a poco y sin nuevas revisiones a la baja en la UE, esta segunda parte del ejercicio será más tranquila.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50