Muere un 'mosso' al ser atropellado en un control por un conductor ebrio

Un mosso d'esquadra resultó muerto ayer a las seis de la mañana en un control de alcoholemia en Fornells de la Selva (Gironès) al ser atropellado por un conductor ebrio. El hombre, que acabó siendo detenido, conducía a gran velocidad, se saltó una rotonda y e impactó contra los vehículos policiales del control. El agente falleció horas después en el hospital Josep Trueta, en Girona.

El trágico suceso se produjo cuando uno de los agentes que dirigía el tráfico en una rotonda avisó a sus compañeros que participaban en el control de alcoholemia de que se acercaba a gran velocidad un vehículo Seat Marbella. El control lo componían cuatro vehículos y estaba bien iluminado, según el Departamento de Justicia e Interior de la Generalitat.

Los agentes, alertados, se apartaron de la vía. Cuando el vehículo llegó a la rotonda, la cruzó por el medio, chocó contra dos señales de tráfico y fue a estrellarse contra un coche policial y una furgoneta de atestados. Entre los dos vehículos se encontraba el policía que resultó atropellado. Pese a que fue trasladado de inmediato al hospital, el mosso, de 27 años, falleció al cabo de cuatro horas. El conductor del vehículo, Pedro T. P., de 49 años, dio positivo en la prueba de alcoholemia y quedó detenido.

Desde el inicio de la operación salida, el pasado viernes, han muerto cinco personas en las carreteras catalanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50