Batalla política por el lanzamiento del canal asturiano

El PP, que está en minoría en el Parlamento asturiano, pretende impedir la puesta en marcha de la futura televisión autonómica del Principado, aprobada el pasado 14 de marzo, bloqueando la formación del Consejo de Administración, para cuya constitución es insuficiente la mayoría absoluta de que dispone el Gobierno de coalición formado por PSOE e IU. Según la norma, la creación del órgano de gestión precisa el apoyo de dos tercios del Parlamento (30 votos de 45), y el PSOE e IU sólo suman 26 diputados.

El PP, con 19 escaños, y único grupo de oposición, ha advertido de que sin su voto favorable para constituir el consejo la puesta en marcha del tercer canal será ilegal. El PP está persuadido por ello de que podrá impedir durante otros cuatro años el nacimiento de la televisión y la radio públicas.

Pero el PSOE, sin precisar los mecanismos de que se servirá, asegura que no cejará en el desarrollo de una ley aprobada por el Parlamento y ha acusado al PP de "rebeldía" contra un mandato de la Cámara. La batalla se desencadenará en septiembre. La nueva consejera de Cultura, la socialista Ana Rosa Migoya, reitera que el Ejecutivo "no escatimará recursos ni esfuerzos" y que no renunciará a la televisión. El presidente del Principado, el socialista Vicente Álvarez Areces, fue lacónico pero tajante: "Es una ley aprobada por el Parlamento y en septiembre acordaremos su desarrollo".

Su socio de Gobierno, IU, también defiende la televisión, aunque, como los regionalistas de URAS -ahora extraparlamentarios-, no apoyaron la ley en la anterior legislatura por discrepancia con algunos aspectos de la norma. El ex portavoz de IU, Francisco Javier García Valledor, ahora consejero de Justicia del Gobierno autonómico, censuró la actitud del PP de oponerse a un proyecto "que aprobó la Junta General del Principado y que fue refrendado por la mayoría de sus diputados" y de "confrontar con la voluntad de los ciudadanos, que, según todas las encuestas, quieren contar con un medio de comunicación autonómico".

El PP considera que la televisión es un dispendio innecesario. El PSOE aduce que en Asturias se desarrollará un modelo de televisión diferente a los canales al uso, que compiten con las cadenas generalistas e incurren en elevados costes. Los socialistas justifican la televisión autonómica como un instrumento cultural, cohesionador del territorio -en amplias zonas de Asturias penetra TV-Galicia, dominada por el PP y con emisiones en gallego- y como un resorte para que en el Principado pueda surgir un sector audiovisual.

En la batalla subyace también una pugna por la influencia política. Desde el nacimiento de la autonomía, el PP sólo gobernó dos años en Asturias, donde ha dominado históricamente la izquierda. Pero su hegemonía nacional le permite influir en el centro territorial de TVE. En la pasada legislatura, PSOE, IU y URAS denunciaron el excesivo protagonismo del PP en los informativos de la cadena estatal. El PP justificó que su partido disponga de más tiempo que el Gobierno autónomo en TVE porque, según los populares, despliega más actividad que el Ejecutivo. Durante la guerra de Irak, los trabajadores del centro denunciaron que TVE informó de un asalto a la sede regional del PP que no se había producido.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción