LA OFENSIVA TERRORISTA

Acebes critica al Gobierno vasco por presentar planes de ruptura y no detener etarras

Las reacciones de condena al atentado con coche bomba en el aeropuerto de Santander se sucedieron a lo largo de la tarde de ayer. El ministro del Interior, Ángel Acebes, que permaneció 25 minutos en la zona siniestrada, criticó al Gobierno vasco por presentar "planes de ruptura institucionales" en vez de colaborar en la desarticulación de los comandos de ETA. Por su parte, el secretario general del Partido Popular en el País Vasco, Carmelo Barrio rechazó el "totalitarismo y fascismo nacionalista" de ETA y exigió al lehendakari, Juan José Ibarretxe, que "no dé alas" a los terroristas.

- Revilla, por la cadena perpetua. El presidente del Gobierno de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, aseguró en el lugar del atentado que el mensaje de que "esto se debe acabar" debe ir dirigido al PNV y no a ETA, "que es una banda de desalmados y de asesinos", para la que pidió "cadena perpetua". El jefe del Ejecutivo cántabro, que sujetaba un trozo de chatarra procedente de uno de los coches alcanzados, exigió al PNV que sea "más rotundo" en la condena de estas "salvajadas" y consideró que los nacionalistas "se deben olvidar de reivindicaciones de Estado asociado y cosas parecidas, porque este tipo de sucesos afectan a todos los españoles y también a los vascos". La vicepresidenta del Ejecutivo regional, Dolores Gorostiaga, afirmó que acciones como ésta sólo provocan "dolor, indignación y rabia".

Más información

- PSOE: "No hay más prioridad que acabar con ETA".

El secretario de Libertades Públicas y Desarrollo Autonómico del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, expresó "la más enérgica condena" de su partido por el atentado y lanzó un mensaje al Gobierno vasco: "Mientras exista la organización terrorista y su amenaza, no hay otra prioridad en la política vasca que la derrota y desaparición de ETA".

- El PNV califica el ataque de "propaganda". Iñaki Anasagasti, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, calificó de "acto de propaganda" la colocación del coche bomba y advirtió a ETA que "la sociedad está cansadísima y harta de ellos" y que "si creen que con esto van a cambiar algo, al Gobierno central, al Gobierno vasco, al PNV o a la sociedad en general, se equivocan". Por su parte, el Gobierno vasco mostró su "repulsa más enérgica" y mostró su solidaridad con el pueblo cántabro, que ha sufrido ya "reiterados ataques por parte de ETA".

- IU felicita a la policía porque no hubo heridos. Izquierda Unida condenó el atentado y felicitó a las fuerzas de seguridad del Estado "porque han facilitado a tiempo una evacuación de la zona que ha permitido que no tengamos que lamentar heridas a ninguna persona".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50