El TSJ declara nulo el Plan General de Dénia y paraliza las 18.000 viviendas de Les Marines

El Ayuntamiento, gobernado por el PSPV y el Bloc, anuncia que recurrirá al Supremo

La sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano ha declarado nulo el acto por el que se aprobó la revisión y adaptación del Plan General de Ordenación Urbana de Dénia. Todos los proyectos urbanísticos en marcha en la localidad turística de La Marina Alta, incluida la polémica homologación de Les Marines, donde se proyectaba la construcción de 18.000 viviendas, quedan paralizados con esta sentencia. El Ayuntamiento de Dénia, gobernado por socialistas y nacionalistas, anunció ayer que estudiará si recurre el fallo ante el Tribunal Supremo.

José Galán Aracil le ha vuelto a ganar un pleito al Ayuntamiento de Dénia. Este propietario de una parcela en la zona de San Juan recurrió contra la aprobación -el 15 de junio de 1990- del Plan General, que preveía un vial que le "cortaba" su casa "por la mitad", según explicó ayer a este periódico. Cuatro años después los tribunales le dieron la razón, anularon el planeamiento urbanístico y obligaron al Ayuntamiento de Dénia y a la Consejería de Obras Públicas a introducir varias correcciones en el plan y a exponerlo de nuevo al público. Un proceso que culminó en septiembre del año 2000 con una nueva aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Dénia, contra la que, de nuevo, recurrió José Galán, asistido por el mismo letrado que una década antes, Bernardo Hernández Bataller.

Y es que nada había cambiado en lo referente a la cuestión de fondo del planeamiento urbanístico de Dénia, que viene provocando polémica desde que, en enero de 1988, el Ayuntamiento aprobó inicialmente el Plan General: fundamentalmente el incumplimiento del ratio de cinco metros cuadrados de espacios libres por habitante.

En este sentido, la nueva sentencia del TSJ señala que "la mayor parte del suelo que el Plan destina a espacios libres (el 69,42%) pertenece a la zona denominada Punta de Benimaquia, que forma parte del Parque Natural del Montgó" y precisa que "también se computan a estos efectos barrancos y zonas de protección arqueológica que no son aptas para la catalogación como zona verde". Además, el tribunal estima también la parte del recurso relativa a la escasa protección de los elementos arquitectónicos y de los recursos naturales que recoge el Plan General, tacha de "obsoleto" el Plan Especial de Protección del Patrimonio Histórico Artístico de 1983 y pone de relieve la falta de actualización del Catálogo de Bienes de Interés Cultural.

La actual alcaldesa de Dénia, la socialista Paqui Viciano, señaló ayer que, dado que la sentencia no es firme, el Ayuntamiento presentará un recurso extraordinario de casación ante el Tribunal Supremo, informa Jaume Ferrer. Esto, añadió, les "permitirá disponer de un plazo de un año para trabajar en la elaboración de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana". En este sentido, Viciano apuntó que el Consistorio tiene prevista la contratación del vuelo aéreo y la convocatoria del concurso de adjudicación del proyecto. Viciano aseguró que su intención, "desde el principio, era comenzar la redacción de un nuevo Plan General. Ahora, simplemente, habrá de acelerarse ese proceso".

La anulación del acto de aprobación definitiva del Plan General de Dénia que ordena esta nueva sentencia del TSJ conlleva la paralización del planeamiento urbanístico de Dénia, incluido el polémico plan de Les Marines. Hace ahora casi un año, el Ayuntamiento, gobernado entonces por el Partido Popular con el apoyo del Bloc Nacionalista Valencià, aprobó el documento de homologación del suelo urbanizable de Les Marines, que preveía la construcción de 18.000 nuevas viviendas en esa zona que incluye las urbanizaciones de la playa y el camino de Gandia hasta el término de Oliva. El proyecto, que los socialistas de Dénia, entonces en la oposición, rechazaron, fue refrendado en febrero pasado por la Comisión Territorial de Urbanismo.

Ahora las cosas han cambiado y en Dénia gobiernan los socialistas con el apoyo del Bloc, lo que, a la vista de lo que ambos socios votaron entonces, puede abrir un conflicto en el gobierno municipal. No obstante, la alcaldesa no quiso pronunciarse ayer al respecto, pero lo cierto es que hace un año los socialistas votaron en contra de la polémica homologación de Les Marines, que consideraron "negativa y poco útil" y que afectaba a "una zona conflictiva por las inundaciones". Por su parte, los nacionalistas, que votaron con el PP, defendieron el proyecto por considerar que mejorará la "ordenación" en Dénia y permitirá conseguir "suelo dotacional" para la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0021, 21 de julio de 2003.