Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas bloquea la entrada en vigor del nuevo sistema de peaje alemán

La Comisión Europea entrará de lleno en el conflictivo debate sobre la financiación de las infraestructuras de transportes con dos decisiones de calado. Bruselas abrirá un expediente contra el futuro régimen de peajes en las autopistas de Alemania, según el cual los camioneros alemanes tendrán derecho a unos descuentos de los que no se beneficiarán los transportistas de otros países. Con el expediente, quedará bloqueado de hecho ese sistema que debía entrar en vigor el próximo 31 de agosto.

Además, la Comisión adoptará su esperada propuesta de directiva sobre tarificación para abrir la puerta a la fijación de tasas por el uso de autovías u otras infraestructuras de transporte.

Los servicios de la comisaria europea de Transportes, Loyola de Palacio, examinan los detalles del sistema de peaje desde marzo de 2002. Los expertos aseguran que hay elementos en la ley que son "discriminatorios" y que debe realizarse una investigación detallada.

El problema del nuevo sistema de peaje se refiere, de momento, al régimen de compensaciones y de reducciones de impuestos de circulación previstos para los vehículos pesados, el corazón del futuro sistema. Estas ayudas buscan compensar parcialmente el coste del peaje para los transportistas con vehículos de más de 12 toneladas. Alemania sostiene que se beneficiará a todos los transportistas, pero Bruselas cree que sólo favorecerá a los camioneros que reposten combustible en Alemania, a los que se les descontará parte de los impuestos especiales sobre la gasolina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de julio de 2003