Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde sacará a patrullar a 500 policías que ahora vigilan edificios municipales

Unos 500 policías que ahora están vigilando edificios municipales saldrán a patrullar y a vigilar las calles entre el final del verano y el principio del año próximo. Así lo anunció el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, tras la reunión de la Junta Local de Seguridad que presidió junto al delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Javier Ansuátegui.

Los edificios municipales serán vigilados después por "medidas de seguridad pasiva", que consistirán en la instalación de alarmas o videovigilancia. Con esta medida se pretende una mayor presencia policial en las calles y reducir la criminalidad a través de la prevención. Según Ansuátegui, los delitos han bajado un 1,1% en el primer semestre del año, frente al incremento del 5,61% de las faltas. Esto arroja una subida de las infracciones penales (delitos más faltas) del 3,78% en estos primeros seis meses de 2003.

Los sindicatos policiales criticaron el anuncio, ya que los agentes que vigilan edificios tienen edades que rondan los 50 años y muchos de ellos están en segunda actividad (prejubilación).

Otra medida que presentó Ruiz-Gallardón fue la puesta en marcha de 12 oficinas móviles de la Policía Municipal que tras el verano recorrerán los 21 distritos en horario de mañana y tarde. Atenderán los problemas de los vecinos.

Otra medida será el retomar el Plan Estratégico para la capital, aprobado por el anterior regidor. Éste recoge el intercambio de información entre la Policía Municipal y el Cuerpo Nacional de Policía. Incluye reuniones semanales entre los comisarios y los oficiales de cada distrito para conocer dónde se producen los delitos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de julio de 2003