Migasa se alía a firmas de Europa y EE UU para crear nuevas empresas de comercialización de La Masía

El grupo de empresas andaluz Migasa (Miguel Gallego, SA) está cerrando alianzas con diversas empresas de la Unión Europea y EE UU con el objeto de crear otras nuevas firmas para comercializar los aceites bajo la marca La Masía, recientemente adquirida por el grupo, y bajo cuya denominación también iniciarán este verano la salida al mercado de una nueva gama de productos de alimentación, que no serán aceites, y que incidirán en la pretensión de diversificación de la empresa.

Según explicó el presidente de la compañía, Miguel Gallego, la creación en otros países de empresas coparticipadas junto a firmas locales forma parte de un nuevo modo de exportación. "Junto a la opción de buscar un agente distribuidor en el país, que supone una forma muy rápida de vender los productos, aunque no tienes nada asegurado, hemos puesto en marcha la línea de exportación basada en hacer alianzas estratégicas para montar una empresa, de carácter estrictamente comercial coparticipada junto a entes locales, para tener delegaciones propias fuera de España", señaló Gallego.

Estas delegaciones comerciales, cuyos acuerdos se están cerrando y que permitirán comercializar en el exterior la marca La Masía, recientemente adquirida por el grupo, contará con personas de ambos países y supone "un proceso más lento, mayor inversión y más costoso, aunque también una mayor seguridad a la hora de permanecer en un mercado".

Gallego, que recordó que con marcas como Ybarra se han introducido en más de 60 países y en otros 40 con la propia Migasa, confía en "ganar más terreno en los mercados exteriores, no sólo con la exportación del aceite a granel, que sigue suponiendo un 30%" de su facturación.

Exportación

Para ello en 2002 compraron a Unilever Aceites La Masía, segunda marca en España y para la que se está creando el departamento de exportación para introducirla en mercados exteriores, como EE UU, países del Este y de la UE o Suramérica. Migasa, que es líder en el sector oleícola andaluz, prevé para este año una facturación de 350 millones de euros, cifra similar al balance consolidado del pasado año.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Estas previsiones responden a que la pasada campaña oleícola 2002-2003 ha sido muy corta, con una cosecha de 850.000 toneladas de aceite, "pequeña en comparación con las 1,45 millones de toneladas de la anterior o las cifras que se estiman para el próximo año, unas 1,5 millones de toneladas de aceite". Gallego apuntó que las cifras de este año "se mantendrán y serán similares a las del año pasado, incluso para la campaña de girasol que comenzará en breve", tras lo que alertó de los posibles problemas de abastecimiento que pueden surgir antes del inicio en noviembre de la campaña 2003-2004.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS