Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia detiene a tres miembros de las Brigadas Rojas italianas

Policías antiterroristas franceses registraron ayer domicilios en París y detuvieron a tres personas, dos italianos y una francesa, como supuestos miembros de la organización Brigadas Rojas. La intervención se produjo en cumplimiento de comisiones rogatorias solicitadas por el juez de Bolonia que lleva la investigación por el asesinato de Marco Biagi, un consejero del ministro de Trabajo italiano, muerto en marzo de 2002 en uno de los últimos atentados atribuidos a aquel grupo.

La redada de París indica que se está removiendo el enigma de las nuevas Brigadas Rojas, emergidas en 1999 y desaparecidas de nuevo por espacio de tres años, hasta que reivindicaron en 2002 el asesinato de Biagi. La policía francesa no ha facilitado datos que vinculen a los detenidos ayer con el grupo histórico de las Brigadas Rojas, autor de atentados durante los "años de plomo" de los decenios 70 y 80, cuando más de 400 personas murieron en una serie de ataques donde se mezclaron los de carácter neofascista con los atribuidos a la extrema izquierda.

La señal del terrorismo reapareció hace unos meses en Italia, como consecuencia de un tiroteo en el tren Roma-Florencia, en el que murió un policía y un brigadista resultó herido de gravedad. Las detenciones de ayer en París son las primeras que se registran tras un largo periodo de especulaciones sobre la falta de resultados de la investigación y la implicación entre los nuevos brigadistas y sus predecesores. Las Brigadas Rojas históricas dejaron de actuar en 1988. Una treintena de sus miembros vive desde entonces en Francia al amparo de una promesa del anterior presidente, François Mitterrand, que se comprometió a no entregarles a Italia a cambio de renunciar a la violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 2003