Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector textil de Málaga reclama apoyo público para desarrollar un plan de exportaciones

El sector textil de Málaga reclamó ayer apoyo público para acometer un plan específico de exportaciones y explotar "el gran potencial" del mercado extranjero. En la actualidad, las 800 pequeñas y medianas empresas malagueñas facturan unos 150 millones de euros y exportan en torno al 10% de su producción, fundamentalmente a la UE, los países árabes y Cuba.

"Sería deseable un plan específico, porque para el empresario exportar no sería una aventura", sentenció la presidenta de la Asociación de Empresarios de la Confección (Aemco), Encarnación Abad. El sector sugiere que ese programa garantice el asesoramiento de expertos y aporte datos sobre los mercados a fin de que la toma decisiones sea lo más acertada posible. Los empresarios requieren que el plan contemple las especificidades del sector, compuesto en su mayoría por pymes y talleres familiares, pero que dan empleo a 3.000 trabajadores en la provincia.

Abad lanzó la petición en la presentación de un estudio sobre la confección realizado el año pasado con el apoyo de la Junta y la Confederación de Empresarios de Málaga. Según el informe, la provincia lidera el sector en Andalucía con un 18% del total de la actividad. El trabajo refleja que la media de edad de las empresas es de 10 años, que el 100% participa en planes de formación, que sus niveles de rentabilidad rondan el 10% y que, pese a ser pymes, tienen capacidad de adaptarse "sobre la marcha" a las cambiantes exigencias del mercado.

Aemco presentó también el distintivo de calidad creado para reforzar el valor de los productos textiles y ofrecer una garantía al consumidor. La imagen comenzará a emplearse en otoño tanto en el etiquetado como en los soportes comerciales de cada empresa. Para su obtención será necesario superar unos mínimos de calidad fijados por la asociación.

En tanto, Hitemasa (empresa nacida de Intelhorce) consolida su fuerza empresarial dentro del sector textil. En el último año, su facturación ha crecido un 67% y sus exportaciones, un 39%. Además, ha conseguido tener entre sus clientes a Zara y El Corte Inglés. En lo que va de año, la fábrica ha facturado cinco millones de euros y espera cerrar 2003 con 11,5. La textil ha acometido un proceso de modernización de su sección de acabado que prevé inversiones de 1,5 millones de euros y con el que pretende que sus productos tengan más valor añadido. Hitemasa coloca la mitad de su producción en España, un 40% en la UE y un 10% en Rusia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2003