TELEFONÍA

El 'i-mode' español se inicia el 26 de junio para móviles de prepago y contrato

Ofrece navegación más rápida, más color y más servicios - La nueva oferta se integra en MoviStar 'e-moción', con millón y medio de usuarios - El cliente deberá cambiarse de móvil

Si quiere más emoción, cámbiese de móvil. El nuevo i-mode español nacerá, el próximo jueves, integrado en MoviStar e-moción. El cliente podrá utilizar los nuevos servicios siempre y cuando se compre un nuevo teléfono, que costará más de 200 euros.

La novedad respecto a otros países europeos que han adoptado el sistema nipón es que el servicio se dará también en su modalidad de tarjeta prepago. Dos tercios de los 18 millones de clientes de Telefónica Móviles (TME) son de prepago.

Un centenar de proveedores de contenidos se encargarán, en un primer momento, de dar forma a los nuevos servicios de Internet móvil, que funcionan sobre redes GPRS. Una navegación más rápida y ajustada, nuevos contenidos, servicio de mensajería, experiencia musical, color de más calidad, y terminales potentes harán, según Telefónica Móviles, que aumente el consumo de datos en su cuenta de resultados.

Más información

"Cada uno con su teléfono va a poder disfrutar de lo mejor que sea capaz de darle e-moción. Con i-mode la programación es como en Internet, mientras que lo que puedes hacer con la programación en WAP es menor. Un usuario de i-mode verá el mismo menú de acceso que ve en e-moción, pero las diferencias en la navegación y en el potencial de los contenidos con i-mode vienen por el lenguaje utilizado", explica Pilar Latorre, directora de desarrollo del mercado de TME.

En el caso de i-mode, la creación de contenidos es más sencilla, ya que se emplea un lenguaje muy similar al HTML de Internet. Así, las tecnologías de navegación (i-mode HTML) y descargas en Java (DoJa) se sumarán al menú ya existente a la oferta ya existente de MoviStar e-moción. "Una de las grandes apuestas es no crear islotes, de forma que los terminales i-mode y multimedia se hablen entre ellos. Desde el punto de vista de mensajería, los dos son iguales", dice Latorre.

Tres terminales disponibles

De momento estarán disponibles dos teléfonos de Nec y uno de Mitsubishi, pero se espera que a finales de año estén en el mercado una docena de modelos de fabricantes como Samsung, Panasonic y Sagem.

El fabricante que en un principio ha anunciado que no tiene planes de embarcarse en esta aventura telefónica es Nokia, que ha calificado la tecnología de i-mode como "propietaria". Sin embargo, Telefónica Móviles asegura que la relación con el fabricante finlandés no se ha enfriado y que mantienen una estrecha colaboración.

Uno de los motivos que ha frenado el despegue de i-mode en Europa ha sido la falta de terminales. El operador español, que ha llegado en quinto lugar en esta carrera del i-mode europeo, asegura que tiene muy claro lo que no tiene que hacer: por ejemplo, salir al mercado con un teléfono móvil al que la batería le duraba medio día, como ocurrió en el caso Alemania. "Quien se ha comprado ya un terminal multimedia puede acceder a contenidos en color desde MoviStar e-moción y puede hacer fotos, pero a partir del 26 de junio habrá otros terminales con capacidades diferentes. No es una alternativa i-mode, sino una tecnología que se integra con lo que hay", explica Luis Ezcurra, director de desarrollo de TME.

"Partimos con una ventaja que DoCoMo no tenía en Japón. Tenemos un millón y medio de clientes que regularmente ya utilizan el pulgar en e-moción, y les vamos a dar uno mucho mejor", dice Ezcurra, quien asegura que el operador japonés NTT DoCoMo se lleva una parte pequeña del tráfico total. "Es un royalty simbólico que permite pagar el asesoramiento técnico y profesional que nos dan en la fase de lanzamiento".

Una inversión de 30 millones de euros

Telefónica Móviles se asoció con el operador japonés NTT DoCoMo en julio de 2002, por un periodo de cinco años. Desde entonces, el tránsito de japoneses hacia España y de españoles hacia Japón ha sido constante.

El operador español asegura que el éxito de i-mode en el país nipón ha consistido en coordinar los elementos del ecosistema: los contenidos, la mercadotecnia, el modelo de negocio, la plataforma, la Red y los terminales. Para lograrlo, en España han invertido unos 30 millones de euros. La campaña de publicidad se ha llevado 20 millones de euros, 10 de los cuales corresponden a esta última fase de lanzamiento de i-mode. En infraestructura específica, Telefónica Móviles ha invertido unos 10 millones de euros, cinco en las plataformas que van a soportar la nueva infraestructura y otros cinco para integrar i-mode en la red.

El directivo de Telefónica Móviles Luis Ezcurra explicó que con los contenidos i-mode introducirán un nuevo modelo de negocio, el de suscripción y el de bonos. Los ingresos se compartirán con los proveedores de contenidos. TME se llevará alrededor del 20% de los precios de los contenidos. Mientras que NTT DoCoMo se lleva en Japón el 9%. Por suscripción las tarifas se moverán desde los 50 centavos de euro hasta tres euros al mes por acceder de forma ilimitada a los contenidos del proveedor en cuestión. Los bonos permitirán la descarga o consulta a un número determinado de contenidos. No se cobrará una cuota especial por estar suscrito a MoviStar e-moción. Los primeros tres terminales que estarán disponbiles son: Mitsubishi M221 y el Nec 223i, ambos sin cámara de fotos, y el Nec N341i, con cámara.

MOVISTAR: www.movistar.com

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de junio de 2003.