El alcalde dice que ha gestionado incluso su cuenta restringida con transparencia

Álvarez del Manzano se solidariza con la situación que sufre Simancas

Ayer fue día de emociones en el Ayuntamiento. Más de las previstas. El alcalde se despedía, defendiendo su honestidad, de sus 13 años de mandato municipal. Pero la atención recayó sobre el portavoz del grupo socialista, Rafael Simancas. Éste, que cesó ayer como edil, acudió al Ayuntamiento tras el escándalo desatado por los dos diputados socialistas que el pasado martes le dejaron en la estacada y desaparecieron del pleno de constitución de la Asamblea regional, dejando el control de ese órgano en manos del PP. "No deseo a nadie una circunstancia tan negativa", afirmó el alcalde.

José María Álvarez del Manzano y López del Hierro, alcalde por mayoría absoluta durante tres legislaturas, se despidió en un pleno extraordinario de sus compañeros de corporación con una demostración de la bonhomía de que ha hecho gala, en el trato personal, en los tres mandatos que ha tenido encomendada la gestión de la Casa de la Villa. El vuelco en la situación política, tras los hechos ocurridos el pasado martes en la Asamblea regional -dos diputados socialistas abandonaron el hemiciclo dejando en minoría a la izquierda (PSOE e IU)-, robó protagonismo al alcalde en la jornada de su despedida y trasladó la atención de todos los periodistas hacia Rafael Simancas, hasta ayer portavoz del grupo socialista y firme candidato a la presidencia regional hasta la espantada de los dos diputados.

Antes de iniciarse el pleno había en la Casa de la Villa incluso dudas sobre si Simancas acudiría a la sesión. Las dudas se disiparon pasadas las diez de la mañana, cuando el secretario general de la Federación Socialista Madrileña entró en el patio de Cristales acompañado por dos personas de su confianza, Matilde Fernández, portavoz adjunta del PSOE, y Marta Rodríguez-Tarduchy.

Rodeado por los informadores, Simancas aguantó la presión, pero no pudo disimular su incomodidad por la situación. El alcalde se percató de ello cuando accedió al patio de Cristales, por lo que se dirigió hacia Simancas y con un gesto inequívoco mostró, por encima de discrepancias políticas entre PP y PSOE, su solidaridad con el secretario general de los socialistas madrileños. Le agarro del brazo y afirmó: "Tú hoy vienes conmigo", y se dirigió con Simancas hacia el salón del pleno.

Álvarez del Manzano, que abandona el Ayuntamiento sin que se sepa qué destino le piensa dar el PP, reforzó con sus palabras su solidaridad con su compañero de corporación: "No deseo a nadie unas circunstancias tan negativas en su vida política como las que esta viviendo Rafael Simancas". El regidor calificó los hechos ocurridos el pasado martes en la Asamblea como "una alteración de la vida democrática, y eso nunca es bueno".

"Con independencia de que, como es lógico, no tengo nada que opinar sobre un incidente que ha ocurrido en otra institución, lamento que haya personas a las que conozco que lo estén pasando mal. Una cosa es ser adversarios políticos y otra es ser enemigos personales. Intento, pura y simplemente, compartir los malos tragos que esté pasando Simancas", dijo Álvarez del Manzano,

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ya en el salón del pleno, el alcalde en funciones, en contra de su costumbre, no improvisó una palabra ante los asistentes -además de los miembros de la Corporación en la tribuna de invitados, estaban amigos y personalidades como el ex regidor José Luis Álvarez-, sino que leyó un discurso de despedida. A pesar de eso, se le rompió en varias ocasiones la voz y tuvo que carraspear y recomponer el gesto para controlar la emoción. En sus palabras transmitió que siempre ha querido que existiera transparencia en su gestión. "Todos los madrileños han podido conocer lo que he hecho, dónde he estado y cómo he aplicado los fondos públicos, billones de las antiguas pesetas que me ha correspondido administrar, incluida la cuenta de libre disposición de la alcaldía", dijo Álvarez del Manzano en alusión directa a la resolución del Tribunal de Cuentas, que le reclama la devolución de 103.000 euros gastados indebidamente.

Donaciones y viajes

Fue precisamente el grupo socialista el que denunció a la opinión pública y al Tribunal de Cuentas el uso de fondos municipales para donaciones y viajes que no pasaron el preceptivo control del interventor general. Ese asunto encrespó los últimos debates de los plenos municipales. Ayer, el regidor y presidente del pleno afirmó: "Los alcaldes Enrique Tierno Galván y Juan Barranco, como sus equipos de gobierno, han tenido mi respeto, aunque en ocasiones mi obligación de oposición fuera contraria a sus decisiones. Nunca he lanzado insultos o he faltado al respeto personal o institucional a ninguno de mis adversarios, que no enemigos, políticos". "Señoras y señores concejales, les deseo a todos lo mejor en el futuro", afirmó, y tras concluir sus palabras abandonó la presidencia y se dirigió de nuevo hacia Simancas. "Han sido los años más importantes de mi vida", afirmó después, ya en el patio de Cristales.

El alcalde en funciones, José María Álvarez del Manzano, saluda a Rafael Simancas antes de entrar en el pleno municipal.
El alcalde en funciones, José María Álvarez del Manzano, saluda a Rafael Simancas antes de entrar en el pleno municipal.ULY MARTÍN

"Gestos institucionales"

Además del alcalde, se despidieron ayer del Ayuntamiento y de la vida pública, puesto que no pasan a desempeñar otro cargo, otras relevantes personalidades de la política, como Matilde Fernández, portavoz adjunta socialista y ex ministra de Asuntos Sociales. También ella, como el regidor, quiso reforzar ayer la dignidad de los que trabajan por el bien común y llegó luciendo en la solapa una medalla en la que se apreciaba el emblema de la capital: el oso y el madroño. "Es la medalla del Ayuntamiento. Lo he hecho simbólicamente. Hoy es un día en el que tenemos que fortalecer las institucionales", explicó.

Los acontecimientos ocurridos el martes en la Asamblea le llevaron a Matilde Fernández a expresar, por primera vez, que se arrepiente de dejar la vida pública. "Es el primer día que echo en falta un puesto para defender el respeto a las instituciones y a la democracia". La portavoz de IU, Inés Sabanés, que continúa en la Corporación afirmó: "Espero que el respeto a la democracia sea algo que nos inspire en la reforma de la institución que se avecina".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS