Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cúpula de Interior socialista declara hoy en el juicio de Brouard

La cúpula de Interior del Gobierno socialista, entre ellos varios condenados por su relación con los GAL, testifica hoy en Bilbao en el segundo juicio por el asesinato de Santiago Brouard, ocurrido el 20 de noviembre de 1984. Están citados como testigos el ex ministro de Interior José Barrionuevo; el ex director de la Seguridad del Estado Julián Sancristóbal; el ex secretario de Seguridad Rafael Vera y el ex director general de la Guardia Civil José Antonio Sáenz de Santamaría. El interrogatorio al que fuera director del Cesid, Javier Calderón, buscará conocer la posible relación de los servicios secretos en la planificación, facturación o en las trabas, apuntadas por varios testigos, en la investigación del atentado o en la detención de sus autores.

El silencio del teniente coronel en la reserva de la Guardia Civil Rafael Masa y las declaraciones de los testigos que han reafirmado su vinculación en 1983 y 1984 con Luis Morcillo Pinillos, acusado de ser el coautor del asesinato de dirigente de HB, sustentan, en parte, la acusación de que ambos están relacionados con el crimen, como sostienen la fiscal y la acusación particular.

La Audiencia de Vizcaya, en un auto de julio de 2000 por el que exculpaba al entonces procesado Sancristóbal como cerebro del crimen y mantenía el procesamiento de Masa y Morcillo, ya señalaba que el asesinato de Brouard "tuvo un móvil indiscutiblemente político". "La idea de cometerlo no pudo surgir de una persona como Pinillos, que vivía en el sur de España, sin ninguna connotación política, sin ninguna vinculación con Bilbao". Pesa además sobre Morcillo su huida de España a finales de 1989, justo cuando su nombre saltó a la prensa en relación con el crimen. De hecho, sólo su detención, en julio de 1997, permitió reabrir el caso.

"Asesinato político"

La confirmación del procesamiento de Masa incide además en esa misma relación de los acusados, que algunos testigos han venido repitiendo en sus declaraciones en este juicio. "¿Cómo explicar que lo contrataran para cometer un asesinato político en Bilbao, si no era conocido en ese ámbito? Es a través de Masa como se explica la presencia de Morcillo en Bilbao y su participación en el asesinato del doctor Brouard", decía la Audiencia.

En la declaración del comisario encargado del caso, Antonio Rosino, ante el juez en diciembre de 1987 aseguró que su confidente le dijo, en la primera conversación telefónica que mantuvieron, que "las personas que habían cometido el hecho residían en Madrid, aunque tenían algún contado en Bilbao". Rosino, en su testimonio de la semana pasada, no recordó que esa última parte se la dijera el confidente. Algunos de los camareros de la cafetería bilbaína Albia, regentada por Morcillo, han testificado que Masa pasaba con frecuencia por el local y que ambos era "muy amigos" y se reunían en un despacho situado detrás del local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2003