Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se queda con Urbanismo e IU logra cuatro concejalías en el pacto de Sevilla

La federación de izquierdas dirigirá Empleo, Juventud, Deportes y Participación Ciudadana

El grupo municipal de Izquierda Unida de Sevilla llevará las riendas de las delegaciones de Participación Ciudadana, Deportes, Juventud y Empleo a partir del próximo sábado. Además, se hará cargo del distrito Sur y de la segunda y la quinta tenencia de alcaldía. El resto, incluido Urbanismo, será gestionado por los socialistas. PSOE e IU cerraron ayer el pacto de Sevilla que recoge las 12 acciones prioritarias del nuevo gobierno. Algunas de ellas son viejas batallas de IU que supondrán el cambio de varios proyectos estrella de la coalición con el PA que ahora acaba, como Puerto Triana o la Encarnación.

Algo menos de 14 horas divididas en tres reuniones durante otros tantos días han necesitado los representantes de PSOE e IU para cerrar el pacto de gobierno de Sevilla. "Un trabajo laborioso, pero no difícil", según el portavoz parlamentario socialista, José Caballos. Al final, IU se queda con las concejalías de Empleo, Participación Ciudadana, Juventud y Deportes. Aunque la federación de izquierdas aún no ha decidido qué edil se ocupará de cada área, todo apunta a que Paula Garvín dirigirá Participación Ciudadana, Antonio Rodrigo Torrijos, Empleo, y Manuel Silva, Juventud y Deportes.

Las demás áreas serán gestionadas por el PSOE. Durante los próximos días, según explicó el portavoz parlamentario socialista, José Caballos, la dirección, el alcalde y sus 13 concejales estructurarán las parcelas y nombrarán a los delegados. Caballos advirtió también de que las respectivas gerencias de las empresas municipales y los organismos autónomos estarán a cargo de un miembro del mismo partido que gestione el área global en cuestión. Es decir, el gerente de Urbanismo será un socialista, y no alguien de IU, una posibilidad que se había barajado en los últimos días.

El Pacto de progreso por Sevilla recoge tres retos iniciales: "prosperidad" -"por una Sevilla productiva y con empleo estable y con derechos", según explicó la candidata de IU-, "equidad", y "eficacia" -"desde la defensa de lo público y de la participación ciudadana"-. A partir de ahí, el documento concreta 12 acciones de gobierno "prioritarias, que no únicas", señaló Caballos. Un primer bloque, abarca las acciones en materia urbanística: terminar la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU); desarrollar los planes de polígonos industriales y de recepción y rehabilitación de barriadas; recuperar la iniciativa pública para el proyecto de la plaza de la Encarnación; y convertir Tablada en un parque periurbano.

Las dos formaciones acordaron también caminar hacia los presupuestos participativos, aumentando las partidas gestionadas por los distritos; desarrollar el Plan Estratégico Sevilla 2010, así como el Pacto Local por el Empleo; desarrollar la Agenda Local 21, con el impulso del programa Naturalia 21, que incluye la Ciudad de las Ciencias; integrar la isla de la Cartuja en la ciudad.

IU, cuya candidata se reconocía "muy satisfecha" con el acuerdo programático, ha conseguido también que éste recoja otras de sus viejas reclamaciones, como el plan director de la bicicleta o prohibir la construcción de aparcamientos rotatorios en el casco histórico, lo que supondrá un giro al proyecto de La Encarnación, aprobado dos días antes de las elecciones por PSOE y PA y defendido como "definitivo" esta semana por el socialista Emilio Carrillo, el futuro delegado de Urbanismo.

"El proyecto tiene una serie de inconveniencias de todo tipo", comentó el portavoz parlamentario del PSOE, quien asegura que habrá que "reorientar" este plan "no sobre la base exclusiva de la viabilidad económica, sino del interés general".

El nuevo pacto de gobierno obligará también a replantear el proyecto del centro comercial y de ocio Puerto Triana, al que se opone IU, que pedía que en su lugar, en la zona sur de la Cartuja, se construyera la Ciudad de las Ciencias. Según el pacto, ésta se va a hacer, aunque no necesariamente a costa del centro comercial. "Pero habrá que estudiarlo en el PGOU", aseguró Garvín, mientras que Caballos recordó que la Junta ha impuesto límites al uso comercial del nuevo edificio y que los promotores aún no se han pronunciado sobre si les compensa seguir adelante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de junio de 2003