Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elorza abrirá esta semana otra ronda negociadora antes de su investidura como alcalde

El alcalde de San Sebastián en funciones, Odón Elorza, cerró ayer su primera ronda de contactos con los grupos con representación en el próximo consistorio -PNV-EA, PP e Izquierda Unida- tras la entrevista que mantuvo con la portavoz popular, María San Gil. Esta iniciativa destinada a alcanzar un pacto de gobernabilidad para el mandato que comenzará el próximo día 14 la afronta Elorza con tranquilidad, sin la urgencia de tener que atar los votos para su investidura al existir el compromiso previo del Partido Popular de que apoyará su elección sin contrapartidas previas para reforzar la mayoría constitucionalista.

El primer edil en funciones abrirá a mediados de esta semana una segunda ronda de conversaciones para avanzar en su objetivo. Con las manos libres que le ha dejado la ejecutiva del PSE para elegir socio de gobierno, Elorza afronta la negociación no sólo sin prisas, sino con la comodidad de saber que la posición inicial de sus oponentes es favorable a un acuerdo de gobierno.

San Gil propuso a Elorza en su reunión conjunta en el consistorio la necesidad de anteponer un pacto destinado a reforzar los valores de la convivencia y la libertad para los donostiarras a un acuerdo programático sobre los asuntos de gobierno de la ciudad. Esta condición ya fue avanzada por San Gil durante la pasada campaña electoral.Los dos ex socios de gobierno, que han mostrado en el mandato que termina una difícil capacidad de convivencia, admitieron ayer que la reunión había transcurrido en tono "franco" y "distendido". El alcalde en funciones la calificó de "ejercicio de diálogo interesante", que tendrá que proseguir "porque los acuerdos y las aproximaciones no se consiguen en una hora". La edil popular reconoció el tono "afable".

San Gil expuso a su interlocutor que los donostiarras han subrayado con su voto una mayoría constitucionalista que lo que "quiere, por encima de todo, es que se refuerce el marco de convivencia ajustado al Estatuto y la Constitución". En consecuencia, el PP "aplicará en la ciudad el compromiso de apoyar las listas constitucionalistas", confirmó San Gil, lo cual supone votar a Elorza en su investidura como alcalde el 14 de junio, con independencia de que haya un pacto de gobernabilidad.

Según la portavoz popular, el compromiso por la libertad y la convivencia es prioritario a un acuerdo programático que esté basado en cuestiones concretas, como la vivienda, movilidad, cultura, empleo o turismo. "Si se da un consenso sobre las bases de la convivencia, no habrá dificultades para acuerdos sobre temas municipales", aclaró San Gil.

Elorza, quien ya se reunió la pasada semana con Román Sudupe, portavoz de PNV-EA, y con Duñike Aguirrezabalaga, de IU, cierra así la primera ronda, que reanudará esta semana. El alcalde se mostró decidido a proseguir en un diálogo para "abrir caminos" y aseguró que no atenderá a "presiones de políticos, analistas y tertulianos" para orientarle "en uno u otro sentido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de junio de 2003