Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COYUNTURA AGRARIA

Olivareros y envasadores piden poner fin al bajo precio del aceite

Acusan al sector de distribución de vender por debajo de costes

Productores de aceituna e industriales del sector olivarero han solicitado el fin de la venta del aceite a precios 'basura'. Los envasadores, a través de la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), han presentado denuncias ante los organismos competentes de las comunidades autónomas contra los más importantes grupos de distribución, a quienes acusan de ventas por debajo de costes.

Para la interprofesional del sector, hay aceites bajo la enseña de la marca de la distribución (línea blanca) que se venden hasta 0,40 euros por debajo de los precios de coste (conocido como venta a pérdidas). Igualmente acusan al Gobierno de permitir estas prácticas porque suponen una rebaja para el índice de precios al consumo (IPC).

Fuentes de la gran distribución niegan que se subvencionen este tipo de productos de línea blanca. En ese sentido, defienden la alta calidad de la marca blanca y critican las imposiciones de precios que practican las marcas líderes.

Al igual que en otros sectores agroalimentarios, la marca blanca o de la distribución tiene una fuerte línea ascendente en el aceite de oliva, donde supone una media del 50% del mercado. La gran distribución sigue utilizando el aceite como un producto reclamo para la cesta de la compra, y para su aprovisionamiento se suelen convocar subastas donde las industrias deben tirar los precios hasta unos niveles casi de pérdidas.

De acuerdo con las cotizaciones de los mercados en las últimas semanas, el precio medio de un kilo de un aceite virgen o refinado ha estado en los dos euros. Traducido en litros, el precio sería de 1,83 euros. Los costes de envasado, botella, tapón, etiqueta y embalaje serían de una media de 0,18 euros. Aplicando un IVA del 7%, de 0,14 euros, el coste mínimo sin beneficios para envasador y distribuidor sería de 2,15 euros por litro. Frente a esos precios mínimos de coste, en la gran distribución han abundado ofertas en los últimos tiempos de aceites de oliva (mezcla de virgen y refinado) de hasta 1,69 euros. Todos los fabricantes se han enzarzado en una batalla por el avance de sus marcas de línea blanca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003