Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Penetración sociológica y excelente pluma literaria"

Eduardo García de Enterría, destacado jurista, y uno de los tres académicos que impulsó la candidatura de Luis Ángel Rojo a la RAE, hizo el elogio del nuevo académico. "Es, notoriamente, un economista cualificado que goza de un prestigio y de una admiración general y sin reparos; pero a la vez que un gran técnico y un magnífico profesor, que ha formado a generaciones enteras de economistas, ha sido un gran servidor del Estado en funciones clave para el desarrollo de nuestra sociedad y para el bienestar de todos los españoles, de modo que todos somos beneficiarios directos de su labor, que no ha sido simplemente especulativa y profesoral".

Luego, García de Enterría hizo un pormenorizado recorrido por el sobresaliente currículo de Luis Ángel Rojo: se licenció en Derecho y aprobó las oposiciones -con 23 años y el número uno- en el cuerpo de Técnicos Comerciales del Estado. Enseguida estudia económicas y se especializa en la prestigiosa London School of Economics. Vuelve a Madrid y aprueba la cátedra de Teoría Económica en la Universidad Complutense en 1966. Pero pronto es llamado a incorporarse al Banco de España para dirigir el Servicio de Estudios, "de forma memorable", lo que le llevaría a subgobernador en 1988. "Desde este cargo tuvo ocasión de aplicar sin restricciones su concepción moderna de la entidad y ello hizo posible, simplemente dicho, que España ingresara en 1999 en la Unión Económica y Monetaria Europea", recordó el jurista.

El jurista ensalzó finalmente el "precioso discurso" que Rojo hizo sobre Galdós. "Con él acredita tres cosas relevantes: la universalidad de su curiosidad, su rara penetración sociológica sobre medio siglo de la sociedad española y, en fin, su excelente pluma literaria. "El magnífico cuadro que nos ha trazado Luis Ángel Rojo, lleno de sabiduría y belleza constituye una justificación definitiva de su entrada en esta casa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003