Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | La jornada de Liga

"Nos han quitado dos puntos"

Salgado, al frente de varios madridistas, se queja del arbitraje y los goles anulados

Míchel Salgado no se tomó con ninguna calma el resultado adverso. El lateral gallego se presentó en la sala de prensa del Bernabéu con el mal humor pintado en la cara y la boca caliente. "La sensación que me queda es la de que el árbitro nos ha quitado dos puntos", dijo el jugador gallego sin escudarse en ningún tipo de diplomacias. Y continuó, "que el Celta haga ese juego de perder tiempo desde el minuto diez del primer tiempo me parece que es problema suyo, lo que me sorprende es que el árbitro se lo haya permitido", argumentó cada vez más molesto. El futbolista recordó las quejas de la Real Sociedad por los arbitrajes y razonó: "Les está dando sus frutos esa estrategia, ya les favoreció en Málaga y también en este partido". Y aún fue más allá: "Yo estaba en la jugada del gol y por eso estoy tan caliente. El que tenga dudas no tiene más que ver la tele", aseguró antes de concluir con un refrán: "El que no llora no mama".

Un extremo en el que coincidió Ronaldo. El delantero brasileño, que fue quien anotó el tanto anulado a 15 minutos del final del partido, aseguró que "el gol era legal". Helguera se sumó a las críticas: "Desde que se quejó la Real a nosotros nos han favorecido muy poco, nos han anulado dos goles, pero teníamos que haber intentado el tercero". También incidió en la idea Roberto Carlos, "el árbitro se ha equivocado". El lateral también añadió: "Habrá que ver lo que hace la Real Sociedad ante el Valencia". El lateral brasileño criticó con dureza el juego desplegado por el equipo vigués y aseveró: "Parece mentira como juega el Celta con los jugadores que tiene y en el campeonato en el que juega". "Han hecho muy poco", subrayó.

Otros jugadores del Madrid no salieron por la zona pública. Muchos tenían prisa por marcharse a Montecarlo para asistir a la carrera de Fórmula 1.

Vicente del Bosque, sin embargo, no quiso poner el acento en la actuación arbitral. "De eso que hablen otros, ya habla mucha gente de esas cosas para que yo opine", dijo el técnico salmantino, que conservó la compostura a pesar de contestar a las preguntas en un tono muy apagado.

"El primer tiempo ha sido más ortodoxo, en el segundo hemos ido más a la heroica", describió Del Bosque, que disculpó la actitud ultradefensiva del conjunto de Lotina: "Ellos se han metido atrás porque nosotros hemos jugado muy adelantados, no han tenido más remedio que recular", precisó. "Se han defendido muy bien, con mucha eficacia", reconoció el técnico. "Me ha sorprendido el sistema tan ultradefensivo porque el Celta generalmente es un equipo que trata bien al balón", dijo con cierta imparcialidad el portero Iker Casillas. Raúl calificó la actitud del equipo gallego de manera neutra: "Han jugado su partido".

"Nosotros vamos a luchar hasta el último minuto del último partido", aseguró el preparador sobre la posible ventaja que hoy podría adquirir la Real sobre el equipo blanco. El meta Iker Casillas fue menos optimista y reconoció: "Si gana la Real la Liga se nos pondría imposible, hay que ser objetivos". Hierro, el capitán, se apuntó a la tesis de Del Bosque y prometió "luchar hasta el final".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de junio de 2003