Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ELECCIONES 25M | El PP gana en los pueblos del Poniente

El PP extiende su poder en el Poniente almeriense

Las localidades con mayor porcentaje de inmigrantes, como El Ejido, Roquetas o La Mojonera, estarán en manos populares

Juan Enciso ha resultado el alcalde más votado de Almería al obtener el 66'88 % de los votos en El Ejido. A las urnas acudieron 22.800 vecinos que se pronunciaron de forma masiva a favor de la lista encabezada por el regidor del PP, que se medía en unas elecciones municipales por primera vez desde los sucesos ocurridos en febrero de 2000.

Su posición respecto a la inmigración ha contado con las bendiciones de la población, que le ha otorgado cuatro concejales más (pasan de 14 a 18) y ha dejado en la cuneta a IU, la formación con mayor sensibilidad hacia las demandas de los extranjeros. El PSOE ha retrocedido también tres concejales.

El avance del PP en toda la comarca del Poniente almeriense, la de mayor crecimiento económico y la de mayor concentración de inmigrantes, ha sido rotundo. En cinco significativos municipios de la comarca (El Ejido, Roquetas de Mar, La Mojonera, Adra y Vícar) el PP ha logrado 20 ediles más, que le garantizan cuatro mayorías absolutas, dos más que las de 1999.

En Roquetas de Mar, el alcalde Gabriel Amat (PP) obtiene una gran victoria al recibir el respaldo de más del 60% de los votos y ganar seis concejales (de 11 a 17). El PSOE, por el contrario, ha perdido las alcaldías de La Mojonera y Ádra y sólo conservará la de Vícar si pacta con IU. El secretario provincial de organización del PSOE, Diego Asensio, justificó ayer el descenso de su formación en el Poniente por la "ola de conservadurismo traducido en el desarrollo urbanístico de los años 60". Asensio cree que también la baja participación ha favorecido el aumento del P, pero descarta que hayan pesado asuntos relacionados con la inmigración. En el mismo sentido se manifiesta el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Roquetas, Rafael López Vargas: "Aquí la política de inmigración realizada por Amat no destaca por ninguna circunstancia, ni para bien ni para mal".

El representante socialista asegura que el tema de la inmigración no ha entrado en campaña: "Ni nos hemos acordado de él, aunque nuestro programa incluía políticas para este colectivo". De igual parecer es la flamante alcaldesa electa de Adra, Carmen Crespo: "La inmigración influyó más en las generales y autonómicas. En estas elecciones la gente quería hablar de calles, farolas, proyectos turísticos y agricultura".

El presidente de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en España, Hanafi Hamza, se queja del desinterés de lospartidos. "Todos nos tratan lo mismo sean de izquierdas o de derechas y ningún programa electoral recoge cosas específicas sobre inmigración. No saben qué hacer con nosotros. A todos los políticos les falta valentía para tratar a los inmigrantes como ciudadanos", remacha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de mayo de 2003