Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BIOTECNOLOGÍA

El virus Ébola abre una vía para tratar la fibrosis quística

Un fragmento del temible virus Ébola puede servir como vehículo para tratar la fibrosis quística mediante terapia génica. El problema hasta ahora reside en la dificultad de introducir genes en las células que revisten internamente las vías respiratorias, que son las más afectadas por la fibrosis quística. La solución puede estar en una proteína de la cubierta del Ébola, que tiene la propiedad de unirse precisamente a esas células. Los resultados se presentan en Virology el 10 de mayo.

Paul McCray y su equipo de la Universidad de Iowa han utilizado un virus felino que normalmente causa leucemia en los gatos, pero que no tiene ningún efecto en el ser humano, y le han añadido un fragmento de la proteína de la cubierta del virus Ébola. Después han comprobado que este virus híbrido es capaz de unirse específicamente a células del revestimiento interior de las vías respiratorias, mantenidas en este caso en un cultivo de laboratorio. Los investigadores esperan que el sistema sirva para introducir genes extraños en ese tipo de células de un paciente.

La fibrosis quística se debe a una mutación en un gen que normalmente fabrica un canal iónico de las células que revisten las vías respiratorias. El mal funcionamiento de ese canal causa graves problemas pulmonares. La idea de la terapia génica es aportar a esas células una copia normal del gen afectado, de modo que se restaure la función normal del canal iónico. "Sólo tomamos una parte de la proteína del Ébola, de modo que el procedimiento sea seguro", explica McCray.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de mayo de 2003