Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ELECCIONES 25M | Un nuevo partido nacionalista

Estreno local

El recién fundado Partido Socialista de Andalucía (PSA) se juega la continuidad en su primera cita con las urnas

La próxima cita electoral pondrá a prueba las posibilidades reales del Partido Socialista de Andalucía (PSA), reciente formación nacionalista surgida de una escisión del Partido Andalucista (PA), con Pedro Pacheco, alcalde de Jerez, como figura estelar. Registrado en el Ministerio del Interior en diciembre de 2000, el estreno del PSA será local, el terreno donde este nuevo partido pisa con mayor fuerza no sólo porque su cartel más popular y populista -Pedro Pacheco- sea un veterano municipalista, sino porque de la ruptura con su fuerza matriz el PSA arrastró 36 concejales, repartidos por todas las provincias andaluzas, excepto Huelva. Cádiz se lleva la palma con 26 ediles, 12 de ellos en Jerez. Sanlúcar de Barrameda, Algodonales, Ubrique y Grazalema cuentan con un par de representantes.

Menos en Huelva, el PSA se presenta en todas las grandes ciudades andaluzas

Tras la ruptura con el PA, la nueva formación nacionalista se llevó 36 concejales

El PSA se define como federalista y ubicado claramente en el espacio de la izquierda

El PSA presenta 109 candidaturas: 10 en Almería, 27 en Cádiz, 4 en Córdoba, 2 en Huelva, 33 en Granada, 5 en Jaén, 9 en Málaga y 19 en Sevilla. Del éxito que tengan dependerá en buena medida su continuidad para las elecciones autonómicas de 2004. De momento, cuentan con un diputado en el Parlamento andaluz (Pacheco) y la colaboración de otro (Ricardo Chamorro), quien ha anunciado ya su retirada de la política. Ambos están integrados en el grupo mixto.

El 12º congreso del PA de Torremolinos de octubre de 2000 certificó la fractura del andalucismo. Los expedientes de expulsión a Pacheco y Jesús Valenzuela (secretario general y candidato de Granada) que vinieron a continuación propició que un grupo de militantes empezara de nuevo bajo otras siglas. Una gestora fue dando forma al partido hasta que en noviembre de 2001 el PSA celebró su congreso constituyente. Pese a que Pacheco no se incorporó hasta dos meses antes de la puesta de largo como partido, desde el mismo instante que nació la formación le dio cobertura mediática con el soporte del grupo mixto de la Cámara autonómica. El jerezano quiso estar en un segundo plano y no optó a la secretaría general, que dirige Valenzuela, y pasó a ser el coordinador de un órgano de 24 miembros que tiene como tareas, entre otras, las de velar por la línea ideológica, designar a los diferentes candidatos y aprobar los programas electorales.

El PSA se define como nacionalista, federalista y ubicado claramente en el espacio ideológico de la izquierda. En este aspecto, los andalucista del PSA han insistido mucho: no se trata de una formación sólo nacionalista, es también socialista y su objetivo es darle un nuevo contenido a la socialdemocracia en el Sur. "Nos quieren encasillar como alternativa al PA", repiten sus miembros, "pero aparte de Blas Infante, queremos políticas sociales y progresista sin confusión ideológica alguna". Reivindican la máxima capacidad de autogobierno para Andalucía, sin llegar a la autodeterminación, la autonomía local y la división comarcal como elemento vertebrador político, administrativo, cultural y social del territorio andaluz. El municipio, según el PSA, es la base de la auténtica democracia social, una de las características del nacionalismo andaluz.

Aunque en un principio el PSA barajó establecer coaliciones electorales, finalmente no ha sido así. No obstante, planean establecer pactos una vez que se celebren los comicios donde sea posible porque "en democracia lo ideal es el consenso". La idea, aseguran, es apoyar a la lista más votada para garantizar la gobernabilidad y que los ayuntamientos sean una pieza de la autonomía. Del catálogo de socios virtuales, el PSA borra sin lugar a matices o condicionantes a sus antiguos compañeros del PA, con quien sostiene una relación únicamente en el ámbito del insulto.

No es la primera vez que este pequeño espacio electoral en Andalucía se parte en dos. La teoría de los ciclos históricos se cumplen en el andalucismo con una exactitud asombrosa. En 1993, los críticos del PA -capitaneados también por Pacheco- crearon el Partido Andaluz de Progreso (PAP) y los puntales de uno y otro lado fueron los mismos: Pacheco y el ahora presidente del PA Alejandro-Rojas Marcos. Aunque en la última crisis ha irrumpido como tercer hombre Antonio Ortega, consejero de Turismo y secretario general del PA, que sustituirá a Pacheco como candidato a las elecciones autonómicas previstas para el próximo año.

Precisamente la antigua pertenencia al PA de la mayoría de los miembros del PSA ha creado una cierta confusión en el electorado, que no diferencia con claridad que el PSA es un partido distinto al PA. Al enredo contribuye la circunstancia de que PSA son las siglas históricas que creó Alejandro Rojas-Marcos en 1976 y que posteriormente se transformarían en el PA. La nueva formación ha realizado una campaña para desligarse de su partido matriz, pero sondeos de varios organismos y otras fuerzas señalan que la confusión persiste.

El PSA no contará casi con cobertura en los espacios gratuitos de las televisiones públicas. Los nacionalista recurrieron a la Junta Electoral de Zona después de que el Consejo de Administración de la RTVA ordernara estos espacios, los debates y las entrevistas sin que apenas tuvieran tiempo. El fallo no pudo ser más desfavorable: los partidos que no han concurrido en las elecciones inmediatamente anteriores no tienen derecho a publicidad según el número de concejales que tienen ahora, ya que se presentaron bajo otras siglas. Y no únicamente en la RTVA, sino en todas las emisoras públicas, incluida Onda Jerez. Conclusión: el PA, que en esta ciudad ya no tiene concejales, disfruta del tiempo de los 12 ediles de Pacheco. Quizás por eso los espacios gratuitos se emiten a altas horas de la madrugada.

Menos en Huelva, el PSA se presentan en todas las grandes ciudades. Por Algeciras concurre Manuel Garnica Gil, asesor fiscal, de 44 años. Uno de los fundadadores del PSOE algecireño en 1977, asienta su discurso en la creación de empleo y la construcción de viviendas sociales. Está convencido de que conseguirá cuatro o cinco concejales para ser "el partido bisagra" que le permita formar gobierno.

La candidata de Cádiz es Carmen García Fernández, quien se incorpora por primera vez a un proyecto político. Abogada, de 37 años, lleva 13 trabajando en promoción económica y desarrollo local en diferentes administraciones públicas. Consciente de las escasas expectativas electorales, García confiesa que sus miras están puestas en un futuro más lejano. José García García, de 52 años y joyero, es el cartel del Córdoba. Propone una dura lucha contra el paro y destinar el 3% del empleo público del ayuntamiento a las mujeres maltratadas. Encarnación Cruz Matilla, abogada laboralista de 41 años, que fuera concejal en el Ayuntamiento almeriense por el PA en el mandato de 92-95, encabeza la candidatura del partido, cuyo reto es "obtener, al menos, una o dos actas de concejal".

José Muñoz Cano, comerciante de 59 años, se presenta en Jaén. Muñoz, que regenta dos pescaderías, cree que es necesario que las administraciones central y autonómica tripliquen su apuesta inversora en la capital durante al menos 10 años. "No somos utópicos, creemos que podemos conseguirlo", subraya. Por Málaga concurre José Antonio Jaime Heredia, de 35 años. Entre sus reivindicaciones figuran un tranvia aéreo monorrail como alternativa al metro y crear una concejalía de familia.

Jesús Valenzuela, secretario general del PSA, es el cartel de Granada. En la actualidad es concejal y el turismo y el deporte son las áreas sobre las que ha volcado sus mensajes de campaña. Fue la persona clave para implantar en Granada un equipo de gobierno de progreso junto con PSOE e IU.

Antonio Rescalvo no es en nuevo en la política. Ha sido concejal de Sevilla durante el mandato 1995-1999 por IU y también fue edil de 1983 a 1987. Catedrático de francés del instituto Polígono Sur, uno de sus objetivos es impulsar la política social para acabar con la exclusión y la marginalidad.

CANDIDATOS DE LAS PRINCIPALES CIUDADES

ALMERÍA

ENCARNACIÓN CRUZ MATILLA

Lugar y fecha de nacimiento: Almería, 24 de marzo de 1962

Profesión: Abogada laboralista

Partido político: Afiliada al PSA, fue militante del PA.

GRANADA

JESÚS VALENZUELA

Lugar y fecha de nacimiento: Jerez del Marquesado (Granada), 1953.

Profesión: Asistente sanitario y logopeda.

Cargo: Concejal y secretario general del PSA.

Partido político: Se presentó en 1999 por el PA.

JAÉN

JOSÉ MUÑOZ CANO

Lugar y fecha de nacimiento: Jaén, 1944.

Profesión: Comerciante, regenta dos pescaderías

Partido político: No ha militado antes en ningún partido.

CÁDIZ

CARMEN GARCÍA FERNÁNDEZ

Lugar y fecha de nacimiento: Cádiz, 21 de abril de 1966

Profesión: Abogada

Partido político: Militante del PSA, no ha pertenecido a ningún partido.

CÓRDOBA

JOSÉ GARCÍA GARCÍA

Lugar y fecha de nacimiento: Córdoba, 19 de septiembre de 1950

Profesión: Joyero

Partido político: Afiliado al PSA, militó durante tres años en Izquierda Unida.

SEVILLA

ANTONIO RESCALVO

Lugar y fecha de nacimiento: Trigueros (Huelva), 26 de agosto de 1954

Profesión: . Profesor de instituto. Catedrático de francés.

Partido político: Fue miembro de Izquierda Unida y concejal de Sevilla.

ALGECIRAS

MANUEL GARNICA GIL

Lugar y fecha de nacimiento: Algeciras, 26 de nero de 1959

Profesión: Asesor fiscal.

Partido político: Militantes del PSA, fue uno de los fundadores en 1977 del PSOE de Algeciras.

MÁLAGA

JOSÉ ANTONIO JAIME HEREDIA

Lugar y fecha de nacimiento: Málaga, 21 de febrero de 1968

Profesión: Abogado

Partido político: Militante del PSA, no ha formado parte de ningún partido con anterioridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de mayo de 2003

Más información