Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ELECCIONES 25M | El voto de los extranjeros

Los europeos también votan

PSOE y PP incluyen en sus listas a ciudadanos de la UE y preparan actos electorales para atraer a los residentes

Alicante es la circunscripción con mayor número de extranjeros que podrá ejercer su derecho al voto. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), 34.736 ciudadanos procedentes de los países de la UE y Noruega y residentes esta provincia han formalizado su solicitud para votar. En el ámbito estatal, la cifra se eleva a 153.405. La provincia de Málaga se sitúa en segundo lugar, con 17.956 votantes. El aumento de este segmento del electorado no ha pasado desapercibido a los partidos políticos, que han programado actos específicos para estos residentes foráneos con derecho a voto e incluso han integrado a algunos de ellos en sus candidaturas.

Respecto a las últimas elecciones autonómicas y municipales, el número de electores europeos ha aumentado un 116% en Alicante. En algunas poblaciones del litoral alicantino, el voto de los extranjeros tendrá una influencia notable en el resultado final.

Varios estudios indican que el 70% de los votos extranjeros beneficiarán al PP, y un 30%, al PSOE

De los 41.290 ciudadanos europeos y noruegos que han tramitado los papeles para votar en la Comunidad Valenciana, 34.736 se encuentran en la provincia de Alicante, que se sitúa a la cabeza estatal en el número de electores. A continuación, según las estadísticas del INE, figuran Málaga (17.956), Barcelona (16.253), Gran Canaria (14.818), Madrid (13.470) e islas Baleares (12.499). Los responsables electorales del PP y el PSOE reconocen el valor de estas cifras, aunque ofrecen una lectura realista y consideran que su peso en el resultado electoral, de momento, será "poco significativo", ya que de los 499.661 europeos con derecho ha voto sólo han pedido acudir a las urnas 153.405 en toda España.

Sin embargo, el catedrático de Sociología de la Universidad de Alicante, Antonio Alaminos, advierte de que "el potencial del voto extranjero es elevado, porque son grupos de presión con intereses comunes creados".

El caso de la provincia de Alicante, con una gran concentración de residentes foráneos, ha ido evolucionando en los últimos años: "Ahora ya no son turistas de paso, son residentes extranjeros que se quedan, viven y conviven con la gente del pueblo", apunta Gabino Ponce, profesor de Geografía Humana en Alicante. Alaminos matiza que "los supuestos turistas se convierten en ciudadanos con derechos y exigen a la Administración unos servicios determinados". El experto pone como ejemplo varias agrupaciones alentadas por extranjeros que se han constituido en el último año contra los abusos urbanísticos, contra el maltrato a los animales o para crear patrullas de vigilancia nocturna.

Los primeros indicios de organización de la comunidad foránea empiezan a aflorar y se materializan mediante la constitución de plataformas políticas concretas. Prueba de ello es el Partido del Progreso que se ha creado en Torrevieja y L'Alfàs del Pi, que está integrado fundamentalmente por noruegos que defienden sus derechos y sus tradiciones. Varios estudios indican que el 70% aproximadamente de los votos de extranjeros beneficiarían al PP y un 30% al PSOE.

En Torrevieja han pedido votar 4.664 europeos, en Xàbia 3.215, en Teulada 2.225, en Calp 1.515 y en San Fulgencio 1.451. En cuanto a la procedencia de los inscritos para votar en Alicante, 16.991 son del Reino Unido, 6.932 de Alemania, 3.159 de los Países Bajos y 2.394 de Francia, según fuentes del INE.

En Málaga, sin embargo, los comunitarios pasan de las urnas. Apenas el 23% de los 77.919 residentes de la UE empadronados en esta provincia ha cumplido los trámites para participar en las próximas elecciones. Aunque la cifra supone casi el doble que en 1999 (los primeros comicios municipales en los que se les reconoció el derecho a votar en sus pueblos de residencia), la participación es todavía muy baja, ya que se estima que los comunitarios no censados pueden llegar a triplicar a los que figuran en el padrón. Dado que los europeos representan sólo el 1,8% del electorado de la provincia, su voto no será decisivo pese a que en algunas localidades, como Torrox, Mijas o Benahavís son más de la mitad de la población.

Los colectivos que lucharon por el reconocimiento del voto no ocultan su desazón. "La participación es mínima si se tiene en cuenta que los comunitarios que realmente viven en Málaga pueden llegar a triplicar a los empadronados. Es decepcionante", lamenta el presidente de la Federación de Asociaciones de Extranjeros de la Costa del Sol (Faecosol), Ricardo Bocanegra Sánchez. Los optimistas prefieren destacar, en cambio, que el electorado europeo casi se ha duplicado.

Así como la desinformación, el desinterés y hasta el temor de tener que pagar impuestos en caso de empadronarse están detrás de la apatía comunitaria, los que se involucran coinciden en que hay que implicarse en el lugar donde uno vive.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de mayo de 2003