Entrevista:JUAN CARLOS RODRÍGUEZ IBARRA | Presidente de la Junta de Extremadura | ELECCIONES 25M | El duelo de Extremadura

"Siento la complicidad de la gente, hasta de los que no me votan"

Juan Carlos Rodríguez Ibarra asegura con mucha tranquilidad, e incluso con cierto pudor, que se siente "mejor que nunca" al afrontar por sexta vez la tarea de pedir a los extremeños que le voten para seguir al frente de la Junta de Extremadura, donde gobierna desde hace 20 años. ¿Por qué ese bienestar? Porque ahora, responde, por primera vez, después de las cuatro décadas pasadas, siente "la complicidad de la gente", de los que le votan y de muchos que no le votan y nunca lo harán. Tantos años después de empezar a gobernar reconoce que durante mucho tiempo ha notado "la división en dos clases sociales" de su comunidad; y la que no le apoyaba le mostraba toda la animadversión de la que era capaz. Claro que quiere ganar estas elecciones y que sus compañeros socialistas tengan también toda suerte de éxitos, pero por encima de este deseo alberga una gran preocupación: "Si el PNV gana las elecciones en el País Vasco, en dos meses planteará la secesión".

"El gobierno pone en peligro la unidad de España al no sentirse responsable de nada"
"Si el PNV gana estas elecciones municipales la secesión se planteará en dos meses"

Más información

Pregunta. ¿En su región va a tener algún efecto la guerra contra Irak?.

Respuesta. No creo que se note la guerra, pero sí la actitud del Gobierno y del PP. Con la guerra y antes de la guerra ese partido y ese gobierno ya resultan antipaticos para la sociedad.

P. ¿Abrirá un debate sobre la necesidad de reformar su Estatuto de Autonomía?

R. No creo que haya que hacer un debate sobre reformas estatutarias sino en torno a la Constitución para aplicar un poco de sentido común al hecho autonómico que hoy rige en España. Debe haber un punto de encuentro entre las dos administraciones: central y autonómica. Las dos funcionan bien, pero cada una por su lado y el Senado debía ser el lugar de encuentro. La Cámara Alta no molesta como está; pero debería ser el lugar en el que todos juntos reflexionáramos sobre si debe o no haber cambios.

P. Su comunidad no escapa al común de todas las demás sobre el aumento de la delincuencia.

R. Sí, además un tipo de delincuencia que no conocíamos; de gran violencia. Creo que alguien debe responsabilizarse y deben ser los alcaldes y los presidentes autonómicos, y para esto debe haber una policía única con distintas funciones y no cuatro cuerpos. Este debate lo voy a proponer, porque los ciudadanos quieren que alguien, sobre todo cercano, se responsabilice de su seguridad.

P. La vivienda en Extremadura, a juzgar por los precios medios, no parece un problema...

R. Desde que gobierna el PP la vivienda ha subido en España un 70,8%; en Extremadura, un 24%. Hemos hecho una política de vivienda pública y de suelo y se han beneficiado muchísimas personas. Para esta legislatura proponemos en el programa un plan especial para las clases medias que no están en el tramo que les permitiría ir a una vivienda de protección oficial pero tampoco llegan a la de precio libre. Vamos a hacer desde la Junta de Extremadura un pacto con los promotores poniendo suelo a su disposición donde no podrán construir viviendas a un precio superior a 60.000 euros.

P. Su administración no ha conseguido, sin embargo, que la opinión pública acepte a los inmigrantes, a pesar de que no superan los 70.000 en una población de algo más de un millón.

R. No tenemos muchos; y sí, me duelo que una región que ha sido de inmigración ahora no acepte de buen grado la llegada de extranjeros. No lo justifico, pero sí lo puedo explicar con la expresión de Unamuno del "cainismo del pobre". Son los más necesitados los que se ven en la situación de tener que repartir con los inmigrantes los servicios sociales, las escuelas, las viviendas... En fin, esto se arregla con dinero y nosotros tenemos una experiencia en un pueblo de Cáceres, Tarayuela, en el que casi un 40% de sus habitantes son magrebíes. Han aumentado los servicios, los médicos, los profesores, y todos se han beneficiado. La inmigración puede y debe traer riqueza, estoy convencido.

P. Para obtener más dinero usted cambiaría el sistema de financiación autonómica.

R. El sistema no; el método del Gobierno sí. Cualquier iniciativa que hemos tomado para tener corresponsabilidad fiscal, el Gobierno nos la ha recurrido ante el Tribunal Constitucional. No hay manera. Como dije antes, me gustaría que todos juntos pudiéramos hablar con el Gobierno, pero Aznar no quiere. Me preocupa mucho lo que hace el presidente. Yo me siento corresponsable de lo que ocurre en Murcia y resulta que los ministros de España no, porque dicen que ya tenemos las competencias.

P. Pero eso es lo que ustedes querían.

R. Sí, yo tengo la competencia, pero no puedo hacer las leyes.La ministra de Sanidad, de Trabajo, y todos en general, dicen que no tienen nada que ver con el paro o las listas de espera o sobre las políticas de vivienda. Pero ellos hacen las leyes, estemos o no de acuerdo. Yo quiero sentir que hay Estado y no lo que ocurrió con el Prestige.

P. Se desprende que usted, dentro del Estado autonómico, demanda más España, cuando el PP acusa a su partido de poner en peligro la cohesión de la nación.

R. Es el Gobierno el que pone en peligro la unidad de España al no sentirse corresponsable de nada. Entre la actitud del PP y lo que puede ocurrir en el País Vasco tras la ilegalización de Batasuna, la situación es muy preocupante.

P. ¿Usted discrepa de la ilegalización de Batasuna?

R. Yo respeto absolutamente la decisión de los tribunales; sin reservas. Quizá yo hubiera hecho lo mismo, pero tengo dudas sobre la eficacia de la medida. Me preocupa que en estas elecciones todo el voto nacionalista vaya para el PNV, y si éste gana, la secesión estará planteada en dos meses. Esto es lo importante de estas elecciones. Mucho más de lo que nos pueda ocurrir en otras comunidades autónomas.

P. Usted quiere ganar en su comunidad. Después de 20 años ¿qué le mueve a presentarse?

R. Me anima la complicidad de la gente; ahora lo percibo después de muchos años de sentir la división de la sociedad en dos clases... y lo mal que me miraba una de ellas. Ahora esa complicidad me interesa más que el voto; y muchos de los que ya me consideran de fiar, no me votan ni me votarán.

P. ¿También los empresarios?.

R. Estoy contento con la actitud de los empresarios. Hace veinte años había 11.000 empresas extremeñas; hoy hay 54.700. También soy cómplice de los empresarios, aunque no me voten. El centro izquierda percibe que soy leal con Extremadura y la derecha percibe que soy leal con España. Sí, en esta situación estoy más animado que nunca.

P. Pero el voto urbano se le resiste y las capitales siguen en manos del PP.

R. Esto va cambiando poco a poco; pero es verdad que las clases medidas creen que reciben poco para los impuestos que pagan. Tenemos que comprometer a los más acomodados con los que no lo son y que sepan que tienen mucho que ver con el desarrollo de su región; y esa es la tarea de la izquierda.

P. Su adversario del PP le acusa de utilizar el poder para controlar a la sociedad.

R. En realidad me acusa de llevar muchos años y de ser algo así como el Movimiento Nacional. Me preocupa mucho, porque esto último significa que este señor no diferencia la democracia de la dictadura y eso es grave. Sobre el control, tengo que decir que no hay un solo medio de comunicación que me apoye; bueno, eso no está mal porque así no tengo oportunidad de sentirme impune sino que los medios de comunicación siempre me están controlando.

P. ¿Cual es su oferta estrella para estas elecciones?.

R. Desde luego un Plan de Empleo. Eso es lo que ahora más necesita Extremadura. Es nuestra apuesta. No perdemos población y vienen inmigrantes. La sociedad de la información es nuestra gran apuesta y se notará necesariamente en las nuevas generaciones. Hemos crecido más que ninguna otra comunidad en siete años y me duele cuando se pone el énfasis en que seguimos muy abajo. ¿Pero de dónde veníamos? Veníamos de tener que poner agua corriente en las casas

Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente de la Junta de Extremadura.
Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente de la Junta de Extremadura.LORENZO CORDERO

J. C. RODRÍGUEZ IBARRA

- Lugar y fecha de nacimiento: Mérida (Badajoz), 19 de enero de 1948.

- Profesión: Profesor universitario.

- Cargo: Presidente de la Junta de Extremadura.

- Años en el cargo: 20.

- Partido político: PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 06 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50