Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA POSGUERRA DE IRAK

Se entrega la Señora Ántrax, la única mujer de la baraja de EE UU

Huda Salih es experta en armas biológicas del régimen de Sadam

Huda Salih Mahdi Ammash, bióloga iraquí conocida como Señora Ántrax por la prensa occidental y los inspectores de armamento de la ONU, se entregó el domingo a las autoridades estadounidenses en Bagdad, según informó ayer en Washington un portavoz del Pentágono. Ammash, la única mujer en la lista de 55 personas buscadas por Estados Unidos, participó en el programa iraquí de producción de armas biológicas a partir de 1991.

Ammash ocupaba también un puesto en el máximo órgano de dirección del partido Baaz, y mantenía una estrecha relación política con Qusay Husein, hijo menor del depuesto y hasta ahora desaparecido presidente de Irak, Sadam Husein.

La Señora Ántrax formaba parte, junto con Nassir al-Hindawi, que fue su mentor científico, y Rihab Taha, conocida como Doctora Germen, del equipo que dirigió la reconstrucción del arsenal biológico iraquí tras la derrota sufrida en la guerra del Golfo de 1991. Nació en Bagdad en 1953. Su padre, Salih Magdi Ammash, ex ministro de Defensa, ex vicepresidente y miembro de la cúpula del Baaz en los primeros años del régimen baazista, fue ejecutado, por orden de Sadam Husein, en 1983.

Ammash, sin embargo, se integró perfectamente en el sistema político creado por Sadam. Estudió biología en la Universidad de Bagdad, obtuvo un master en microbiología en la Universidad Femenina de Tejas y se doctoró en la materia en la Universidad de Misuri-Columbia en 1983, el año en que su padre desapareció de escena.

Regresó a Irak para ocupar cargos políticos de creciente importancia: líder de las juventudes del partido, responsable del Departamento de Comercio y organizadora de delegaciones del Baaz en Jordania, Líbano y Yemen. En 2001, Ammash se convirtió en la primera mujer miembro del Mando Regional, el organismo de dirección del Baaz. Era, además, una de las máximas autoridades académicas de la Universidad de Bagdad.

La bióloga iraquí apareció junto a Sadam Husein y otros altos dirigentes en varios vídeos del presidente difundidos durante la guerra.

Con la detención de Huda Salih Mahdi Ammash, efectuada en cuanto la científica se entregó de forma voluntaria, EE UU custodia ya a 19 de las 55 personas incluidas en una lista elaborada por el Pentágono (en la que Ammash ocupaba el puesto 53) que aparecen en una baraja distribuida entre las tropas, en la que era el cinco de corazones.

El Gobierno de Washington confiaba en que la Señora Ántrax facilitara información que permitiera localizar alguna de las supuestas armas biológicas o químicas con las que EE UU justificó su decisión de invadir Irak, y para cuya búsqueda el Pentágono va a enviar a mil expertos en armamento, incluidos antiguos inspectores de la ONU. Hasta ahora, todos los detenidos han asegurado que las armas prohibidas sólo existieron en pequeñas cantidades y fueron destruidas bastante antes de la guerra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de mayo de 2003